Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los embargos sobre viviendas habituales de personas físicas caen un 27,4% hasta marzo

Las ejecuciones hipotecarias sobre hogares y segundas residencias de personas físicas registran el segundo dato más bajo de la estadística del INE: 2.018 expedientes

Los embargo de viviendas habitual suman 1.490.
Los embargo de viviendas habitual suman 1.490.

Cada vez menos viviendas son objeto de una ejecución hipotecaria en España, ese procedimiento traumático para los propietarios que inicia el banco cuando se produce el impago de la hipoteca y que es el paso previo al lanzamiento o desahucio de la casa. Así, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha contabilizado 2.018 ejecuciones de viviendas pertenecientes a personas físicas, sean la residencia habitual o la vivienda vacacional, durante el primer trimestre del año, un 24,4% menos que en el mismo periodo del año anterior. Se trata del segundo mejor dato de la serie histórica del instituto, que arranca en 2014. Tan solo en el tercer trimestre de 2018 se registraron menos ejecuciones hipotecarias: 1.648.

A desdibujar el drama de los embargos de las familias ha contribuido el importante descenso en el número de ejecuciones de viviendas habituales, esas en las que residen los propietarios. Las certificaciones por ejecuciones hipotecarias han bajado un 27,4%, hasta los 1.490 expedientes. Con respecto al trimestre anterior han menguado un 3,9%. También significativa ha sido la bajada de los embargos de viviendas que no son la residencia habitual de los propietarios: un 14,8% menos, apenas 528 expedientes en todo el trimestre.

Mientras las familias logran ir escapando de los embargos, ya sea por las mejores condiciones de negociación con la banca, por la caída en los tipos de interés, o por la mejora económica del país, las viviendas pertenecientes a personas jurídicas acumulan ejecuciones hipotecarias. En el primer trimestre han sumado 5.322 embargos, un 29,6% más que en el mismo periodo del año anterior.

Aunque solo el 22,9% de las ejecuciones hipotecarias han sido sobre viviendas nuevas y el 77,1% sobre usadas, sorprende que el aumento del 49,2% de las primeras. Las ejecuciones de viviendas de segunda mano apenas han subido un 0,1%. La mayoría de las personas físicas y jurídicas que se han visto en esta situación firmaron sus hipotecas durante el periodo de 2005 a 2008, que concentra el 59,9% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en el primer trimestre. El 23,1% corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007, el 15,8% a préstamos firmados en 2008 y el 13,1% a hipotecas de 2006, según el INE.

Resultados por comunidades autónomas

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre viviendas han sido Cataluña (1.633), Comunidad Valenciana (1.524) y Andalucía (1.182). Y La Rioja (11), Navarra (21) y País Vasco (34) los menores.

Las próximas estadísticas del INE ya empezarán a reflejar los efectos de la nueva Ley Hipotecaria, que entra en vigor el 16 de junio, que dificultará a la banca los embargos de vivienda. Se podrán activar tras 12 meses sin pagar la hipoteca. Además, los jueces españoles empiezan a archivar desahucios tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que considera abusivas las cláusulas de vencimiento anticipado que permitían el lanzamiento con solo un mes de impago de la hipoteca.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >