Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asalto independentista a la ‘Cambra’: 30 pymes y una gran empresa toman las riendas

El desembarco independentista en la Cámara de Comercio de Barcelona deja a los grandes grupos al margen

De izquierda a derecha, Joan Canadell, la consejera Àngels Chacón, el presidente catalan Quim Torra y la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie. En vídeo, declaraciones del nuevo presidente de la Cámara de Barcelona. TV3

"Casi ni nos conocemos los que entraremos en la Cámara de Comercio. Será la primera vez que la pisamos”, explicaba la semana pasada quien será el vicepresidente segundo de la entidad a partir de julio, Pere Barrios. Lo cierto es que la mayoría de las empresas que controlarán el pleno de la Cambra son unas grandes desconocidas para la opinión pública en general, que se han beneficiado del sistema de elección cameral: unas minielecciones por cada grupo de actividad en las que solo pueden participar las empresas que comparten el mismo ámbito de negocio. Grupos como CaixaBank, Abertis, Banco Sabadell o Agbar estarán en el pleno tras haber comprometido 75.000 euros anuales cada una y asegurarse escaños de pago, pero no participarán en las decisiones del comité ejecutivo. Tampoco Colonial, la única cotizada que se ha asegurado su asiento en la votación.

La candidatura promovida desde el Centre Català de Negocis y la Assemblea Nacional Catalana está copada por microempresas que no superan los diez empleados, según los datos del registro mercantil consultados por este diario. De hecho, de esas 31 compañías solo una escapa al concepto de pyme. Se trata de Bonpreu, una cadena de supermercados con casi 5.200 empleados y una facturación de 1.198 millones (según los datos facilitados al registro por la sociedad). Su presidente, Joan Font, declinó optar al máximo cargo de la institución.

Quien sí presidirá la Cámara de Comercio será Joan Canadell, ideólogo de la candidatura independentista. Ocupará su asiento a través de su empresa Iniciatives Canadell, una sociedad que factura 130.000 euros anuales y a través de la cual participa en Petrolis Independents, la cadena de gasolineras que cofundó y que factura en torno a 13 millones de euros. Canadell abandonará el cargo en dos años, que asumirá Mònica Roca, fundadora de IsardSat, una compañía que ejecuta proyectos tecno-científicos basados en la observación de la Tierra y que factura cerca de un millón de euros.

Canadell no será el único representante del sector energético que estará en el pleno. También estará Pere Gran, propietario de Catgas Energia, una sociedad con una facturación de 7,5 millones de euros que dejó fuera de la elección a Aguas de Barcelona, la empresa que suministra el agua a, entre otros municipios, la capital catalana. Catgas es una de las compañías menos discretas de las de la candidatura. El año pasado la CNMV le impuso una multa de 150.000 euros por una infracción grave al asumir los clientes de otra compañía, Zero Electrum, que había sido inhabilitada para la comercialización de electricidad. Y generó polémica porque condicionó su patrocinio al equipo Futbol Sala García de Santa Coloma de Gramenet a que los jugadores vistieran de amarillo, color que se ha convertido en un símbolo para reivindicar la libertad de los políticos presos y el retorno de quienes abandonaron España ante el proceso judicial por el 1-O.

La CEOE critica la falta de ponderación en el voto

El presidente de la Confederación Empresarial de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, pidió ayer “lealtad institucional” al nuevo equipo que lidera la Cámara de Comercio de Barcelona, en un gesto similar al de su homólogo en la Cámara de España, José Luis Bonet. Garamendi aconsejó al futuro equipo gestor que “se dediquen al trabajo que tienen encomendado y no a otros que no les corresponden”, después de que en acto en Alicante le preguntaran por la posibilidad de que la entidad barcelonesa se acabe politizando.

En aquel mismo acto, Garamendi puso en duda la fórmula electoral utilizada en las elecciones a la cámara, en la que no se tiene en cuenta una ponderación en función de la dimensión de la empresa, de forma que el voto de un empresario autónomo tienen el mismo peso que el de una empresa que facture casi 10.000 millones de euros, como sería el caso de Seat. “Hay temas en la Ley de Cámaras que son poco entendibles”, dijo.

Recam Laser, la tercera mayor empresa de la candidatura por volumen de facturación (15,9 millones de ingresos), es la compañía que fundó en 1989 Pere Barrios. Se dedica al corte de metal por láser. Su mayor logro es haber fabricado las 14.680 antorchas que pasearon la llama olímpica por Brasil antes de llegar a Río de Janeiro, sede de los Juegos de 2016.

Fuera del pleno

Una de las muchas empresas de la plataforma que no tienen web para darse a conocer es Truckcat. Comercializa remolques para el sector agrario y está dentro del grupo de material de transporte. Logró más votos que la empresa que a más personas emplea en Cataluña, Seat, y que Nissan. Las dejó fuera del pleno. En el último ejercicio en el que presentó las cuentas al registro mercantil reconoció unos ingresos de más de 370.000 euros. Seat factura casi 10.000 millones.

Otra de las empresas que no seguirá en la Cámara es FCC. Símbolo español del sector del ladrillo nacido en Barcelona, únicamente logró 12 votos. Una desconocida Ràpid i Segur Assistència de la Llar (660.000 euros) consiguió 170 apoyos y sí tendrá representación.

Ni el poderoso El Corte Inglés ni Saba Aparcamientos (propiedad del Criteria, el brazo inversor de CaixaBank) lograron tampoco los apoyos necesarios para ocupar el asiento de transportes, almacenaje y comunicaciones. En su sitio estará la compañía de telecomunicaciones Avant, que factura 360.000 euros al año.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información