Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hambre de empanadillas

Las Muns internacionaliza el producto gastronómico más típico de Argentina y da empleo a 60 personas

Empanadillas Muns.
Empanadillas Muns.

Los emprendedores argentinos Mariano Naj­les y Diego Rojas, afincados en España, decidieron internacionalizar uno de los productos más típicos de la gastronomía de su país: la empanadilla. Bautizaron su empresa como Las Muns, por la forma de media luna de sus alimentos, y desde entonces han abierto 10 tiendas en Barcelona. Además, desde marzo tienen un nuevo local en Madrid, en el barrio de Chueca. En 2017 llegaron a facturar 900.000 euros con seis establecimientos y el año pasado sus ventas alcanzaron casi los dos millones de euros, aunque todavía no han logrado beneficios. Con una inversión inicial de 80.000 euros conseguidos a través de ahorros, amigos, familiares y con un préstamo ICO, han contratado a una plantilla de 60 personas.

Todo empezó en 2013. Najles y Rojas captaron la creciente popularidad de la empanadilla argentina en una ciudad cosmopolita como Barcelona. “Se empezaban a vender en panaderías y nos pareció que era un producto que podía encajar muy bien con la entrega a domicilio”, afirma Najles. Los primeros estudios de mercado que llevaron a cabo consistieron en dar a probar a amigos y conocidos los productos que Rojas horneaba. Este abogado metido a chef, su verdadera pasión, es de la región de Tucumán, donde estos productos están entre los más típicos. Rojas trabajó en restaurantes en Argentina, en el que aprendió a elaborarlas.

Mariano Najles y Diego Rojas.
Mariano Najles y Diego Rojas.

Najles, psicólogo de profesión, explica que cuando se lanzaron a montar la empresa no conocían en profundidad el sector. “Se trata de un mercado muy competitivo. Hay que ser muy creativo. Nuestra apuesta fue trabajar solo con un producto y ofrecer algo diferente”, cuenta este emprendedor. Este planteamiento suponía un desafío, ya que nadie había vendido empanadas como el elemento principal y único de una oferta gastronómica. “Siempre se habían utilizado como complemento”, dice Najles. Una de las ventajas es que se trata de una comida fácil de preparar y transportar. Se mantiene caliente hasta 90 minutos después de sacarla del horno gracias a que está envuelta en masa. Para darle un toque más atrayente, las muns se elaboran con harina de trigo que se tiñe de diferentes colores con zumo de verduras (espinacas, zanahoria o tomate). El relleno se elabora con recetas de 16 variedades de empanadas inspiradas en comidas de diferentes regiones y países, desde la clásica de ternera a la de cebolla caramelizada, pollo al curri, tofu o la dulce, de chocolate y plátano. Cada una de las empanadas pesa unos 100 gramos y cuesta entre 2,5 y 3,5 euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información