Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El euríbor baja en abril por segundo mes consecutivo

El índice con el que se actualizan la mayoría de hipotecas se sitúa en -0,112; la cifra es más alta que hace un año, por lo que las hipotecas que se revisan en mayo experimentarán subidas leves

Euribor
Un cartel publicitario de hipoteca en Sevilla.

El euríbor, el índice de referencia con el que se calculan la mayoría de hipotecas en España, bajó en abril a -0,112. Ese es el dato definitivo difundido este viernes por el Banco de España y que en próximos días se hará oficial con su publicación en el BOE. En marzo, el índice se situó en -0,109, rebajando el -0,108 de febrero. El euríbor encadena así su segundo mes consecutivo de bajadas tras un periodo en que parecía que iniciaba una remontada.

Las subidas comenzaron precisamente hace un año. En abril de 2018 se producía una inflexión de la tendencia a la baja y comenzaban 11 meses sucesivos de subidas. Entonces parecía que el Banco Central Europeo, dispuesto a retirar la política de estímulos tras dar por superada la crisis, anunciaría alguna subida de los tipos de interés a corto plazo. Pero el empeoramiento de las economía europeas, con el estancamiento de Alemania y la recesión de Italia a la cabeza, alejaron esa posibilidad. El pasado marzo, el presidente del regulador europeo, Mario Draghi, señalaba que la subida de tipos no se producirá como mínimo hasta finales de este año.

Aún así, el euríbor se encontraba en abril de 2018 más bajo (-0,190) que el de este año (-0,112). Como las hipotecas se revisan anualmente, esa diferencia de 0,079 puntos más hará que los préstamos que se actualizan en mayo se encarezcan ligeramente. Por ejemplo, para una hipoteca de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euríbor +1%, la cuota subirá 4,13 euros al mes (49,56 euros al año).

Esta actualización, obviamente, se aplica solo sobre las hipotecas a tipo variable con el euríbor como índice de referencia. Pese a que el índice sigue lejos de alcanzar valores positivos, y pese a que la marcha de los últimos meses pone en duda que haya iniciado una remontada definitiva, los préstamos a tipo fijo no dejan de crecer. Si antes de la crisis representaban menos del 3% del total, el pasado febrero marcaron su máximo desde que hay registros (la serie estadística del INE arranca en 2009) con un 41,8%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >