Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nissan anuncia un ERE de 600 trabajadores en Barcelona

Los despidos afectaran a los trabajadores de la Zona Franca y Montcada

De izquierda a derecha, José Vicente de los Mozos, responsable industrial de Nissan-Renault; Gianluca de Ficchy, presidente europeo de Nissan, y Genís Alonso, consejero director general de Nissan en España.
De izquierda a derecha, José Vicente de los Mozos, responsable industrial de Nissan-Renault; Gianluca de Ficchy, presidente europeo de Nissan, y Genís Alonso, consejero director general de Nissan en España.

La multinacional japonesa Nissan ha comunicado este viernes a los representantes sindicales que presentará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 600 trabajadores de sus centros en la Zona Franca de Barcelona y en Montcada, el 20% de los empleados. Los sindicatos no consiguieron un acuerdo y el ERE, que priorizará las prejubilaciones, saldrá adelante para ajustar la dimensión de la plantilla a la baja producción de la planta, que trabaja al 40% de su capacidad. La fábrica de la Zona Franca se ha visto afectada por la pérdida de modelos de vehículo que no tienen sustituto en esta planta.

En un comunicado, la compañía ha anunciado el ERE y ha insistido en un punto que ya había defendido en la negociación con los sindicatos. La dirección priorizará las medidas de carácter voluntario y un plan de prejubilaciones que prevé cubrir el 80% del salario neto de los trabajadores que se acojan al plan hasta la jubilación a los 63 años.

“La decisión persigue el imperante objetivo de la compañía de alcanzar un acuerdo que permita llevar a cabo las medidas de ajuste necesarias para poder garantizar la competitividad y la sostenibilidad de las plantas de Barcelona”, subraya la empresa, que quiere llegar a un acuerdo basado en las bajas incentivadas y en las prejubilaciones.

La multinacional también confirma su intención de invertir 70 millones de euros en una nueva planta de pintura de acuerdo con los nuevos requisitos medioambientales, para dar respuesta al plan industrial que pedían los sindicatos para garantizar el trabajo de los empleados que no serán despedidos. “Esta inversión está condicionada a la consecución de las medidas de ajuste planteadas”, señala Nissan.

Los sindicatos han lamentado en un comunicado conjunto la “estrategia del miedo de la empresa para conseguir sus objetivos”, y han anunciado movilizaciones. El ERE se formalizará el 30 de abril, después de que se cumpla un plazo de 14 días para constituir la comisión negociadora, y se iniciará un mes de consultas, tal como prevé la normativa.

Este expediente de regulación es fruto de una paulatina pérdida de peso en la actividad de la fábrica de la Zona Franca para la multinacional japonesa. En los últimos años, las plantas de Barcelona han visto cómo la fabricación de algunos modelos desaparecía, y no eran remplazados por nuevos vehículos.

La cadena de producción de la planta en la Zona Franca se quedó sin el modelo Pulsar y sin la versión diésel de las furgonetas NV200 y la NV300. La rentabilidad de la fábrica depende ahora de la ranchera que se produce sobre la misma plataforma para las marcas Nissan, Renault y Mercedes. Este modelo, junto con la furgoneta eléctrica e-NV200, son los únicos vehículos en cadena de producción.

La pérdida de estos modelos ha hecho que la productividad de la planta cayese hasta el 40% de su capacidad, y todavía existe el temor de qué pasará con la ranchera debido a las dificultades por las que pasa la venta de vehículos diésel.

El ERE anunciado por la compañía de automóviles Nissan es uno de los más importantes que han afectado exclusivamente a Cataluña en los últimos años. Para encontrar uno de dimensiones parecidas hay que remontarse a 2016, cuando Delphi, fabricante de componentes para coches diésel, presentó un ERE de 540 empleados.

Pese a que en los últimos años, con la recuperación económica, se habían reducido los despidos, Cataluña experimenta un repunte que la desmarca de las demás comunidades. En enero y febrero de 2019 se comunicaron en Cataluña 64 ERE que afectaron a 1.002 trabajadores, según datos del departamento de Trabajo de la Generalitat. En relación con el mismo periodo del año pasado, el número total de expedientes ha incrementado un 20,7%, y han afectado a un 15,7% más de trabajadores.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información