Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comercio electrónico en España mueve por primera vez más de 10.000 millones en un trimestre

Las ventas por Internet crecieron un 29,9% en el tercer trimestre de 2018, con el turismo como sector más destacado

Una operaria gestiona un pedido de Amazon en un almacén de Madrid.
Una operaria gestiona un pedido de Amazon en un almacén de Madrid.

El comercio electrónico creció a un ritmo del 29,9% en el tercer trimestre de 2018, lo que le llevó a alcanzar un nuevo hito: por primera vez, superó la barrera de los 10.000 millones de euros en un solo trimestre, el que va de julio a septiembre, según los datos de la CNMC. Es de suponer que el cuarto, con las compras de Black Friday y Navidad, supere con creces esas cifras. De nuevo, el turismo es la actividad que más facturación genera, casi un tercio del total, con la compra de billetes de transporte y las reservas de hoteles y alojamientos.

Según los datos del supervisor de competencia, el comercio electrónico facturó en Espña en el tercer trimestre del año pasado 10.116,13 millones de euros, un 29,9% más que en el mismo trimestre del año anterior. Aun tratándose de una tasa de crecimiento muy robusta, está en línea con la registrada en los últimos trimestres (27,2%, 32,8% y 28,1% en los tres anteriores). Aún así, da idea del auge de un fenómeno que tiene en ascuas y buscando soluciones a buena parte del comercio minorista en España y en medio mundo, en especial el relacionado con la moda, los accesorios y la electrónica. Apenas tres años atrás, las compraventas por Internet en España eran la mitad.

Un sector que ya ha superado ese desafío es el del turismo, que lidera de largo el ránking de actividades que más facturan por Internet. Según los datos de la CNMC, las agencias de viajes y operadores turísticos copan el 16,5% de la facturación online (1.666,4 millones, un 37% más), por delante del transporte aéreo, con un 10,1% (1.023,7 millones, un 33,4% más) y de los hoteles y alojamientos similares, con un 5,5% (553,4 millones, un 51,7% más). Es decir, un 32,1% de la facturación del comercio electrónico tiene que ver con el turismo.

Y habría que añadir la parte turística correspondiente al transporte terrestre de viajeros (tren, autobús metro, taxi o alquiler de coche con conductor, la modalidad que usan aplicaciones de transporte como Uber o Cabify), que suma un 3,5% de la facturación (354 millones, lo que supone un crecimiento del 6%).

El primer bien físico en la lista de facturación es la ropa, con un 4,7%, lo que equivale a 477,3 millones de euros. Por detrás se sitúan las apuestas y juegos de azar, que rozan los 400 millones de euros (un 3,9% del total). La emergencia de sitios de apuestas y casinos online ha llevado a una explosión de la facturación de este epígrafe: un 45,4% de crecimiento en el tercer trimestre de 2018 respecto al tercero de 2017 (entonces, los juegos de azar facturaron 274,47 millones). Desde el tercer trimestre de 2013, el sector ha multiplicado sus ingresos casi por cuatro.

Algo más de la mitad de esos 10.116 millones (el 52,7%, 5.331,1 millones de euros) se han quedado en España, en manos de empresas españolas o de filiales de compañías internacionales. Un 33,7% de las ventas se han realizado desde dentro de España y otro 19% desde el exterior. Mientras, el otro 47,3% se ha realizado desde el interior del país a webs alojadas en otros países. Así, el saldo neto exterior arroja una diferencia de 2.863 millones de euros, es decir, se compra mucho más desde España al extranjero (4.787 millones) que viceversa (1.924 millones).

Esa facturación se ha alcanzado con 170,4 millones de transacciones, un 34,7% más que en el mismo trimestre del año anterior. Así, resulta en un importe medio de 59,3 euros por transacción. En este caso, el transporte terrestre de viajeros es el que lidera el ránking por transacciones, con 13,5 millones, gracias a la abundancia y reducidos importes de las contrataciones de viajes por aplicaciones informáticas como Uber y Cabify. Justo detrás, con 11,1 millones de transacciones, se sitúan los juegos de azar y apuestas, lo que resulta en un gasto medio por transacción de 35,8 euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información