Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA i

Los empresarios filósofos (o viceversa)

Los presidentes de Bankia y Alantra, José Ignacio Goirigolzarri y Santiago Eguidazu, llevan su pasión a la gestión de sus compañías

No está muy claro si son filósofos que se ganan la vida dirigiendo una empresa o simplemente ejecutivos metidos a filósofos. O las dos cosas mezcladas. El caso es que Santiago Eguidazu Mayor y José Ignacio Goirigolzarri Tellaeche son licenciados en Económicas; presiden dos entidades importantes (Alantra, el principal banco de inversiones y gestión de activos genuinamente español, y Bankia, cuarto banco español, respectivamente) y, cuando los viajes se lo permiten, comparten clases de filosofía a la hora de comer con el profesor Juan Miguel Palacios. Tienen el precedente de Jaime Botín, expresidente de Bankinter, que dejó la actividad bancaria para dedicarse a la filosofía.

Los Corros

El consejo de Repsol valora a su líderes. En la convocatoria de la junta de accionistas, Repsol incorpora la valoración de la actuación del presidente y del consejero delegado por parte del consejo de administración con el asesoramiento de KPMG. Y resulta que Antonio Brufau obtuvo un 4,8 sobre cinco y Josu Jon Imaz, un 4,9. De ambos destacan que “la labor de enlace entra la dirección y el consejo, la dinámica con el consejero delegado, us flexibilidad e uimpulso a la hora d epromover un debate abierto y participativo y su alineación con los intereses de los accionistas”. Asime los accionistas”. Asimismo, destacan el clima de diálogo, laismo, destacan el clima de diálogo, la calidad de los debates y la ifnromación que se pone a disposición.

Un plan ‘renove’ para los electrodomésticos. Carlos Moreno-Figueroa ha asumido el cargo de secretario general de los comerciantes de electrodomésticos (FECE) con la petición al Gobierno de un plan ‘renove’ del sector. El objetivo es animar a las familias a tener electrodomésticos más eficientes que permitan un mayor ahorro energético y de agua y que sean sostenibles con el medio ambiente. El sector abarca todo lo que se enchuftor abarca todo lo que se enchufa: frigoríficos, hornos y placas, lavadoras, ordenadores, teltor abarca todo lo que se enchufa: frigoríficos, hornos y placas, lavadoras, ordenadores, tela: frigoríficos, hornos y placas, lavadoras, ordenadores, televisores, cadenas de música, microondas,

Una obra para conocer la evolución de la energía eólica. Ha visto recientemente la luz un libro colectivo titulado ‘Dominando el viento, evolución de la tecnología eólica en España’, dirige Jorge Cortina. es uyna obra ilustrada y, sobre todo, completa en la que se hace un repaso de esta tecnología desde los primeros prototipos de los ochenta hasta la actualidad, en la que se ha consolidado como una de la sprincipales generadoras de energía eléctrica para el un futuro limpio de emisiones en el horizonte 2050. Además de Cortina colaboran en el libro nueve autores.

Los dos tienen el vínculo de haber estudiado en los jesuitas (uno en Madrid y el otro en Bilbao). Eguidazu, que se hizo técnico comercial y economista del Estado con el número dos de su promoción, ha hecho casi toda su carrera en el mundo bursátil (con un pequeño paso por la Administración: fue secretario general técnico del Ministerio de Industria) y Goirigolzarri se ha dedicado a la banca desde que salió de la Comercial de Deusto, salvo un pequeño lapso de tiempo cuando el anterior presidente del BBVA (Francisco González) decidió en 2009 prescindir de él y cortarle el ascenso a la presidencia. Se dedicó entonces a estudiar filosofía y ayudar a emprendedores latinoamericanos desde la Fundación Garum. Pero en 2012 tuvo que volver a la vorágine bancaria para salvar Bankia porque se lo pidieron desde instancias a las que normalmente no se puede decir que no.

Filosofía significa sabiduría. El diccionario lo define como el “conjunto de reflexiones sobre la esencia, las propiedades, las causas y los efectos de las cosas naturales, especialmente sobre el hombre y el universo”. Para Eguidazu, “la filosofía tiene una cosa muy buena que es que te da una mirada crítica sobre ti mismo y sobre el mundo. Es una forma de conocerse, de ver las limitaciones, de ahí viene la apología de lo inútil”. “Los filósofos son empresarios de lo inútil, nientras los empresarios buscan lo útil porque un verdadero empresario nunca agota su proyecto”, completa.

Con ese bagaje, él y Goirigolzarri se baten en los negocios y parece que con éxito. Además les ayuda a tomarse la vida con filosofía, como demostró recientemente Goirigolzarri ante la dificultad de la juez que lleva el caso Bankia, Ángela Murillo, de pronunciar su nombre correctamente. “Exacto”, contestó, tras escuchar “Goirizalgorri” por dos veces, con una abierta sonrisa. Goiri (como se le abrevia amigablemente para evitar confusiones) ha tenido que hacer uso de ella para enderezar la nave de Bankia. Ahora simplemente espera que el Gobierno de turno decida la venta del 62% que tiene el Estado desde la intervención.

Aprovechan la hora de comer para compartir pupitre y estudiar a Kant, Hobbes, Platón...

Lo mismo se puede decir de Eguidazu, que sin prisa y sin pausa ha logrado expandir su empresa (desde 2001 con el nombre de N+1 y ahora con el de Alantra, un nombre que adoptó en 2016 para apoyar idiomáticamente su expansión) por el mundo hasta llegar a estar en más de 20 países, sacarla a cotizar en Bolsa hace tres años (su valor actual es de 540 millones), dar trabajo a 400 personas y competir con los grandes bancos de inversión estadounidenses, ante los que ha mantenido la españolidad ante sus intentos de adquirirla. Que ha tenido varios.

Eguidazu es un Eguidazu se hizo técnico om en ese mundo de finanzas. Antes de meterse en filosofías probó con la literatura. Entró en una escuela de letras para tomar cursos de escritura creativa en la que tuvo como profesores a Rosa Montero, Clara Sánchez, Álvaro Pombo y Alejandro Gándara. Así estuvo dos años hasta que decidió incorporarse a la Escuela de Filosofía y hacer una tesina en la UNED con el nombre “Filosofía de los conflictos de intereses”, sobre la que después hizo la tesis.

Eguidazu se hizo técnico comercial del Estado y Goiri, banquero desde que salió de la Comercial

En los últimos meses ha trabajado en la ética aristotélica y capitalismo, oportunismo burgués y el poder de las élites. El entusiasmo es tal que hace ocho años fundó la editorial Aranigani y ya lleva 43 libros publicados. El nombre es un saludo de bienvenida en suhairi, lo que trae a colación otra de las pasiones de Eguidazu, África, donde se ha trasladado en muchas ocasiones y ha promovido acciones filantrópicas.

Los dos, mano a mano, se relajan estudiando a Kant, Hobbes o Platón y muestran un frenesí que seguro les cuesta reflejar cuando se enfrentan con créditos hipotecarios o activos especializados y de alto valor añadido. Son hombres con rostro de banqueros a los que la filosofía les da la vida y les ayuda a no levantar la voz. Ni Goiri ni Eguidazu quieren que se difunda esta pasión, pero es notorio que les da un sentido a su vida y les hace, quizá, besar el éxíto.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >