Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fútbol español se aprieta el cinturón

Los equipos refuerzan su disciplina financiera y dejan su deuda con Hacienda en 217 millones, un 68% menos que la que tenían hace siete años

El Real Madrid y el Barcelona son los clubes más ricos del mundo
El Real Madrid y el Barcelona son los clubes más ricos del mundo

El fútbol español dejo atrás la crisis hace unos años, aunque, al igual que otros sectores, mantiene todavía algunas cicatrices. Pero la imagen general de la industria es muy diferente a la de hace un lustro: ingresos al alza, mejor gestión económica y una posición financiera solvente. “Una de las grandes palancas del cambio han sido los controles que se han impuesto los clubes. Unas normas económicas que han conseguido unas cuentas más sanas y una posición sostenible”, explica José Guerra, director de operaciones corporativo de LaLiga.

Esta situación se apoya en una serie de datos favorables registrados en los últimos ejercicios, especialmente entre los equipos de Primera, que se han apretado el cinturón y ven los resultados. Gracias a esta racionalidad financiera, el peso de la industria del balón en la economía española se ha reforzado. En la temporada 2016-2017 generó 15.688 millones de euros, lo que equivale a un 1,37% del PIB, el doble que hace cuatro años, según un estudio de PwC para ­LaLiga. “Se ha convertido en una industria y un producto que se usa como valor añadido en otros sectores económicos”, asegura Jordi Esteve, socio responsable de Economics de PwC.

La industria del balón genera una riqueza de 15.688 millones, un 1,37% del PIB según PwC

Otra muestra de la fortaleza financiera es la reducción de la deuda de los clubes con Hacienda. En concreto, se ha pasado de 681,85 millones en 2011 a 217,75 millones en 2017, según un informe del Observatorio Sectorial DBK de Informa publicado el lunes. “En Primera se debe cinco veces menos que tres años atrás”, afirma Juan Ortín, director del Observatorio Sectorial DBK Informa. La reducción de estos compromisos también muestra herencias del pasado, ya que la deuda que aún existe ( y que sería de solo 83 millones en Primera y Segunda si solo se contabiliza la deuda aplazada) se debe en su mayoría a clubes en concurso de acreedores todavía sin cerrar, según fuentes de LaLiga.

Este desapalancamiento se ha conseguido en parte gracias a un ajuste de los costes. Estos menores gastos no se refieren a la reducción de salarios, sino que están relacionados con evitar inversiones desproporcionadas o el rechazo de aumentar la deuda sin planes de pago factibles. Todo esto ha facilitado la obtención continuada de beneficios. Según Informa, el Real Madrid fue el club que obtuvo mayores ganancias antes de impuestos en la última temporada: 42,98 millones de euros. Le siguen el Sevilla (33,69 millones), la Real Sociedad (28,77 millones), el Leganés (21,04 millones) y el Barcelona (20,14 millones). También hubo clubes con pérdidas, uno de Primera y nueve de Segunda. El que presentó los peores resultados fue el Valencia (33,74 millones de números rojos), seguido del Córdoba (5,04 millones), el Lorca (3,31 millones) y el Huesca (3,27 millones).

Los salarios en Primera División equivalen al 64,9% de los ingresos generados

“El control financiero busca que no haya pérdidas, pero de forma puntual sí puede haber, aunque se corrige en los años posteriores”, defiende Guerra, que explica que en las cuentas puede haber variaciones en función de los resultados deportivos. Por ejemplo, cuando un club asciende se dan gastos extraordinarios por el pago de primas, pero con el aumento del presupuesto para la temporada siguiente esta situación se revierte. En el caso contrario, los equipos que bajan a Segunda o salen de competiciones europeas ven reducidos sus ingresos y tienen que ajustar su estructura.

Masa salarial

Entre las diferencias de este sector con respecto a otras actividades económicas destaca el alto porcentaje que se dedica al gasto de personal, principalmente al salario de los jugadores para retener el talento. La media de los equipos de Primera se sitúa en un gasto del 64,9% de los ingresos, según Informa. Desde LaLiga no se impone ningún límite y la única obligación es que no haya pérdidas para evitar desajustes insalvables a medio plazo. “Si ahora se dedica una mayor parte de los ingresos a la masa salarial es porque las cuentas de los clubes están más saneadas y tienen que pagar menos deuda”, defiende Guerra.

Pese a ello, la UEFA marca en el 70% el peso máximo que debe tener la masa salarial en relación con el presupuesto. Un indicador que rebasan algunos clubes españoles: el Valencia (79%), el Barcelona (76,5%) y el Sevilla (71,2%), según el estudio de Informa. Por debajo de la media de los equipos de Primera, por ejemplo, se situaron el Athletic de Bilbao (60,7%), el Real Madrid (57,5%) y el Leganés, que solo dedicaba a esta partida un 40,8%, lo que le permitió ser uno de los clubes que obtuvieron un mayor beneficio pese a su tamaño. Desde LaLiga consideran que estos porcentajes son incorrectos y son inferiores a este cálculo. "Es imposible que alcancen esos niveles tan elevados", aseguran fuentes del organismo.

Real Madrid y Barcelona consolidan su liderazgo como los clubes más ricos del mundo

El crecimiento de la masa salarial corre paralelo a la mejora de los ingresos, que aumentaron un 15% anual en los últimos ejercicios. Según el estudio de Informa, la retribución de los equipos de Primera y Segunda de la última temporada sobrepasó los 4.100 millones (incluyendo traspasos), un 18,4% más que la campaña anterior. Una cifra que fuentes de LaLiga encargadas de realizar un informe propio aseguran que se corregirá al alza y superará por primera vez los 4.500 millones. De dicha cantidad, lo recibido por los derechos de televisión es lo que más pesa en la facturación de los clubes (un 45,2% en Primera). “Para 12 equipos de Primera, esta partida supone más del 70% de sus ingresos”, explica el director del Observatorio Sectorial DBK Informa.

Así, con este equilibrio financiero, el fútbol español goza de buena salud, también si se compara con el resto de grandes Ligas. Según el informe Football Money League 2019, de Deloitte, el Real Madrid y el Barcelona son los dos clubes que más ingresos tuvieron en la última temporada. Además, el Atlético de Madrid es 13º y el Sevilla ocupó el puesto 27º. “Los tres grandes de España han logrado un crecimiento importante, sobre todo en la partida de operaciones comerciales [patrocinio, merchandising, giras de pretemporada…]. De hecho, estos ingresos explican más del 70% del crecimiento del Real Madrid y alrededor del 60% del Barcelona y el Atlético”, dice Jorge Bujía, responsable de Sports de Deloitte.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >