Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodafone pacta con los sindicatos el ERE para 1.102 empleados

Los afectados recibirán el pago de 50 días por año trabajado y una indemnización adicional de 6.000 euros para los salarios más bajos

Una tienda de Vodafone en Madrid.
Una tienda de Vodafone en Madrid.

La dirección y los sindicatos de Vodafone han llegado a un acuerdo sobre el expediente de regulación de empleo (ERE), que afectará finalmente a un máximo de 1.102 empleados, respecto a una plantilla de 5.100 empleados. Los afectados recibirán el pago de 50 días por año trabajado hasta un máximo de 33 mensualidades, y una indemnización adicional de de 6.000 euros para los trabajadores que ganen menos de 28.000 brutos al año.

Asimismo, el acuerdo, pactado con los sindicatos UGT, CC OO y STC, incluye la eliminación del límite absoluto de empleados que se pueden adherir voluntariamente al plan, que se sustituye por un criterio por cada división de la empresa, aunque se mantiene el derecho de veto por parte de la empresa. El plazo para adherirse a estas bajas voluntarias se abrirá el 25 de febrero y se cerrará el 4 de marzo.

El texto final mejora notablemente la propuesta inicial de la empresa que consistía en el despido forzoso de 1.200 empleados y una indemnización de 32 días por año (hasta un máximo de 20 mensualidades).

El grupo se compromete a no acometer ningún otro despido colectivo hasta el 31 de marzo de 2021 ni a adoptar ninguna movilidad geográfica unilateral (individual o colectiva) hasta el 31 de marzo de 2020.

Colectivos de más edad

La propuesta aprobada contempla el despido de un máximo de 1.000 empleados pero incluye un plan especial para los trabajadores que durante el año 2020 cumplan los 55 años de edad y que tengan 10 o más años de antigüedad. Este colectivo está formado por un máximo de 102 empleados, que podrán adherirse voluntariamente al presente despido colectivo, en cuyo caso el número máximo total de afectados del ERE alcanzará hasta un máximo de 1.102 empleados.

Para el colectivo de 55 años en adelante (siempre que cuenten con al menos diez años de antigüedad) se establece un plan de prejubilaciones de forma que se abonen mensualmente unas rentas brutas que alcancen el 85% del salario fijo neto más el 50% del salario variable neto.

Vodafone justificó el ERE por la obligación de reducir costes debido a la caída de ingresos y beneficios (Ebitda) por la continua reducción de precios ya que los clientes se decantan por los nuevos paquetes de servicios (fijo, móvil, Internet y televisión) de bajo coste.

Otros ERE

La operadora ya aplicó un ERE en septiembre de 2015, pactado con los sindicatos mayoritarios UGT y STC, que supuso el despido de 1.509 trabajadores, 238 menos de los propuestos inicialmente por la empresa, que justificó los despidos en las duplicidades que se produjeron tras la compra de Ono en 2014, y la absorción de la plantilla de la cablera.

Antes de la adquisición de Ono, Vodafone ya emprendió otro despido forzoso en 2013 cuando la empresa pactó con los sindicatos un ERE, que incluyó el despido de 620 trabajadores, la externalización de servicios, con 130 empleados afectados, así como cambios en las condiciones laborales para otras 150 personas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >