Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN COLABORACIÓN CON IFEMA

El calzado español busca retomar el paso

La internacionalización y la innovación serán los ejes principales de ShoesRoom by Momad, que se celebrará entre el 1 y el 3 de marzo

El 70% de la producción de calzado español se vende en el extranjero.
El 70% de la producción de calzado español se vende en el extranjero.

La industria del calzado español sabe navegar entre tormentas. Durante más de 40 años ha surcado borrascas económicas, transformaciones tecnológicas y trepidantes cambios en los hábitos del consumidor. Para salir avante ha tenido que dar verdaderos golpes de timón: se ha alejado de la producción en masa y de bajo coste (desarrollada en los años de desarrollismo), y se ha enfocado en la mejora del diseño así como en la creación de marca. Su objetivo siempre ha sido conquistar al comprador extranjero, en especial al europeo, y más recientemente al de Asia y América, donde ahora busca abrirse paso en un mar que todavía está revuelto.

A la espera de las cifras de diciembre, la industria tuvo, entre enero y noviembre del año pasado, una caída en el volumen y en el valor de las exportaciones en comparación al mismo periodo de 2017. Las ventas al exterior (a donde va el 70% de la producción) se han reducido un 0,37%, hasta llegar a los 2.491 millones de euros, con casi 143 millones de pares comercializados (un 3,47% menos), según los datos de la Federación de Industrias del Calzado Español (Fice). “Vamos a terminar 2018 con los mismos indicadores que en el ejercicio pasado”, dice José Monzonís, presidente del organismo. “Llevamos dos años de estancamiento tanto en producción como en exportación y consumo”.

Los factores que han detenido su avance son diversos. La atonía de la demanda global se ha entremezclado con el aumento de las incertidumbres políticas alrededor del mundo. Esta combinación ha calado en el consumo de los países de Europa, a donde se dirige casi el 80% de las exportaciones de zapatos españoles. A todo esto se suma la creciente competencia de los países asiáticos. De acuerdo con Fice, Francia, Italia (que ha entrado en recesión por tercera vez desde el estallido de la crisis), Alemania y Portugal son los cuatro principales mercados europeos de exportación del calzado español. Todos ellos han demandado una menor cantidad de zapatos en comparación con 2017.

Acuerdos comerciales

Por el contrario, el calzado español potenció su presencia en EE UU y China. Para 2019 se prevé que con la entrada en vigor de los acuerdos de liberalización comercial entre la UE y Japón, Vietnam y Singapur aumenten las ventas y de esta manera se amplíe la diversificación, según las estimaciones de Ifema con motivo de la celebración de ShoesRoom by Momad, un evento que pretende crear una nueva plataforma comercial ajustada a la nueva realidad del sector. La internacionalización y el fortalecimiento en la relación con el comprador foráneo serán los puntos medulares de esta cita, que se llevará a cabo del 1 al 3 de marzo próximos en La Nave, un emplazamiento industrial próximo al centro de Madrid.

Para lograrlo se ha ultimado un ambicioso programa de visitantes foráneos y de cadenas de distribución de los cinco continentes. La presencia de estos compradores contribuirá al avance de las 80 empresas que acudirán al evento organizado por Fice e Ifema. Esta primera edición del ShoesRoom by Momad tendrá además un espacio de difusión de contenidos sobre la industria que pondrá el foco en tres puntos clave: la innovación retail, los procesos productivos y de gestión, y el emprendimiento y la digitalización. “Sin duda, uno de los mayores retos a los que debe dar respuesta nuestro sector es a la industria 4.0 y a la transformación digital”, afirma Marián Cano, presidenta ejecutiva de Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal). “Nuestras empresas deben adaptarse a esta nueva situación porque, si no lo hacen, perderán competitividad y eso dañará su posición en el mercado”, abunda.

Entre las marcas presentes en el ShoesRoom by Momad figuran firmas como Callaghan, Wonders, Mustang, Pons Quintana, Pertini y NeroGiardini, entre otras. “Eventos como este son un escaparate para nuestros productos”, explica Carmen García, gerente de desarrollo de negocios en Chie Mihara. “Es un punto de contacto con los compradores internacionales”, agrega José Playà, director de Shoes Management, la compañía distribuidora de la marca United Nude.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >