Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villalobos rechaza volver a convocar el Pacto de Toledo porque no hay visos de acuerdo

La presidenta de la comisión de las pensiones acusa a Podemos de dinamitar el consenso

La presidenta del Pacto de Toledo, Celia Villalobos. En vídeo, las declaraciones de Villalobos

La presidenta del Pacto de Toledo, Celia Villalobos, ha rechazado este miércoles convocar el pleno de esta comisión, que debate las recomendaciones sobre pensiones. Para llamar a un último intento y salvar el acuerdo de pensiones, la veterana diputada del PP exigía un consenso amplio en torno a un documento que aglutinara los casi tres años de negociaciones. Pero eso no existe: de los cuatro miembros de la mesa de la comisión, tres (PP, Ciudadanos y Podemos) no creían que ese texto tuviera el suficiente apoyo; uno, sí, el PSOE. Consecuencia: Villalobos no ha convocado a la comisión del Pacto de Toledo para el jueves.

En la tarde de ayer martes, el PSOE, PNV, PDeCAT y Compromís presentaron una petición para que se convocara un pleno de la comisión. Pero la propia composición de la mesa dificulta esta convocatoria. PP y Ciudadanos tienen la mayoría y es difícil que en el clima político actual estas formaciones le den este as a los socialistas.

El PSOE, PNV, PDeCAT y Compromís, ante la cercanía de las posiciones y la inminencia de las elecciones, querían acelerar los trabajos para concluir la legislatura con un pacto. El PP y Ciudadanos pensaban que necesitaban más tiempo, pero admitían la proximidad. En este escenario, la posición de Podemos rompió, en palabras de los demás, la posibilidad de un acuerdo. Ahora habrá que esperar a la siguiente legislatura y ver si hay voluntad política para recoger las conversaciones en el punto en el que están después de casi tres años de conversaciones o comenzar de cero.

A la salida de la reunión, Podemos trató de defender su posición ante las duras críticas que había recibido el día anterior. Meri Pita, su representante en la mesa, dijo que ella sí había defendido que se convocara la comisión para el jueves. La intención, aclaró, era presentar sus votos particulares y evidenciar sus discrepancias.

Otras veces hubo votos particulares

Tras ella, Yolanda Díaz, una de sus portavoces en el Pacto de Toledo, atacó especialmente a los partidos de izquierda que el día anterior les habían criticado. "¿Por qué recortar ahora?", se preguntaba después de exponer el contenido de algunas recomendaciones cuyo desarrollo podría traducirse en ajustes. Y, ante quienes, lamentaban que hubieran anunciado bastantes votos particulares a última hora recurrió a la trayectoria de Izquierda Unida en otras ediciones del Pacto: "Gaspar Llamazares y Joan Coscubiela han presentado muchos particulares". Esto es cierto en el caso de Llamazares en 2011 (en las recomendaciones que abrían la puerta al retraso de la edad de jubilación); no en el de Coscubiela, que fue diputado de 2012 a 2015. En ese periodo no hubo ninguna renovación de acuerdos y, por tanto, el entonces diputado catalán no pudo presentar esos votos particulares.

La portavoz del PSOE, Merçé Perea, ha respondido a Diaz: "No puede decir ningún miembro del Pacto de Toledo que se recorta en gasto". Y ha anunciado que su partido iba a presentar un texto al resto de grupos con solo dos recomendaciones: una que fije la revalorización de las pensiones con el IPC y otra para que el presupuesto público asuma gastos de la Seguridad Social que, en su opinión, no le corresponderían, como las prestaciones de maternidad y paternidad.

Antes de estas palabras, la diputada socialista también echaba mano del pasado para criticar a Podemos y recordaba la "pinza" de Aznar y Anguita el PSOE en la legislatura de 1993 a 1996, justo en la que se firmó la primera edición del Pacto de Toledo. 

También desde Ciudadanos hay reproches a Podemos. Sergio del Campo, el portavoz de la formación naranja, le reprochaba que no hubiera renunciado a nada cuando su partido sí que lo ha hecho en aras del consenso. "Hemos renunciado a cosas como la mochila austriaca. Ellos a nada", lamentaba.

Del Campo coincide con el PP en que el acuerdo no está maduro. Hoy ha hablado de que faltaban dos o tres meses más. Villalobos, por su parte lo ha reducido a tres semanas. No obstante, ambos no querían celebrar una reunión este jueves porque, ante la cercanía de las elecciones, se verían las discrepancias y la cita se convertiría en un "circo". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >