Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cultura aumenta un 10% su dotación

La partida para las artes sube hasta 953 millones en los primeros Presupuestos del Gobierno socialista

El IVA para el libro electrónico y la prensa digital baja del 21% al 4%

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, presenta los Presupuestos en el Congreso.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, presenta los Presupuestos en el Congreso.

La cultura gana dotación, pero no tanta importancia. Los primeros Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno del PSOE incluyen un aumento del 9,7% de la cantidad destinada al sector, de 869 a 953 millones. La cultura sube más que el gasto del Estado en general, que crece un 5,3% frente al año anterior. Sin embargo, la relevancia relativa de las artes apenas varía: la cultura representaba el 0,2% de la dotación presupuestaria en el proyecto anterior, preparado por el gobierno del PP y finalmente asumido por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, y ahora supone el 0,3%. Por comparar, Educación representa un 0,7%, Defensa un 2,4% y las Pensiones, un 40,9%. Las artes generan en torno al 2,5% del PIB, en datos oficiales. Los presupuestos se harán efectivos, eso sí, siempre y cuando el Gobierno consiga sacarlos adelante en el Parlamento: actualmente, no cuenta con apoyos políticos suficientes.

El proyecto incluye la rebaja del IVA sobre los libros electrónicos y la prensa digital, del 21% al 4%, para equipararla con la de las obras en formato físico, después de que la UE diera su visto bueno para que los Estados miembros redujeran este impuesto. Y el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha cumplido con la promesa que lanzó a los libreros y editores tras la retirada de su apoyo al “sello de calidad” de los comercios: invertirá 3,5 millones de euros en la compra de libros para las bibliotecas públicas. El otro lado de la medalla para el sector es que una de las pocas partidas que han caído respecto a los presupuestos anteriores es la promoción del libro, que pasa de tener 8,17 millones de euros a 7,99, con una pérdida de 2,2%. El otro recorte se lo lleva la protección del patrimonio histórico, que pasa de una partida de 8,34 a 8,15 millones de euros (un 2,28% menos).

Entre otros aumentos presupuestarios, destaca la subida del 19,7% en el fondo de Fondo de Protección a la cinematografía, hasta los 85 millones de euros. La cantidad no sirve solo para financiar nuevas películas, cortos y festivales: también arrastra, por último año, la cobertura de los filmes producidos en 2016, ya que anteriormente la ley del cine preveía que se entregaran los fondos a posteriori. También sonríen museos y exposiciones: su partida aumenta un 12,5%, hasta 180 millones, con una aportación especial de nueve millones al Prado, destinada a la celebración de su bicentenario y a la ampliación del Salón de Reinos, entre otros aspectos. El Thyssen recibe buenas noticias: en 2017, sus cuentas resultaron con más de dos millones de euros de pérdidas, pero Cultura asume esa desviación con un premio a fondo perdido de dos millones de euros en los Presupuestos.

Los socialistas mantienen la frase con la que arrancaban los capítulos culturales de los últimos Presupuestos del PP: "La política de cultura es un elemento vertebrador de la identidad cívica”. La Constitución reza, en su artículo 44: "Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho".

Dos términos de comparación sirven para analizar los primeros presupuestos del Gobierno de Sánchez en cultura. Por un lado, la partida es más elevada que todas las presentadas por los Ejecutivos de Mariano Rajoy y el PP, que cayeron en picado en 2013 y fueron remontando poco a poco hasta el año pasado. Sin embargo, la dotación es inferior en unos 100 millones a la última presentada por un gobierno socialista, el de José Luis Rodríguez Zapatero: en 2011, fueron 1.050 millones. Aún más lejos, el récord de 2009: hace justo una década la cultura recibió 1.284 millones de euros.

La mayor parte de las dotaciones se gestionan en los organismos dependientes del Ministerio de Cultura y Deporte, cuyo presupuesto asciende a 632 millones de euros, es decir, un 66,3% del total. La dotación para música y artes escénicas se queda prácticamente congelada: de 100,7 a 102 millones. La subida de un millón de euros corresponde al teatro, que pasa de 51 a 52 millones: el Real, en concreto, recibe unos 500.000 euros más, como "aportación adicional para la programación" de su 200º aniversario. 

La partida para el fomento de las industrias culturales se dispara: de 14,17 a 19,53, con un aumento del 37,83%. Dentro de este gasto, la aportación para "incrementar la oferta legal de contenidos digitales culturales en Internet" sube a más del doble: de dos millones a 4,9. Aunque la cantidad también ha de servir ahora para "promover la modernización, innovación y adaptación tecnológica de las industrias culturales y creativas".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información