Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPECIAL RSC

Mejorar la vida del barrio día a día

Grupo Menarini España centra su responsabilidad corporativa en mejorar la vida de los vecinos del barrio de Sant Roc (Badalona), uno de los más afectados por la crisis y con mayores cuotas de pobreza y de exclusión social

El pistoletazao de salida de la Cursa del Dimoni de Badalona. Ampliar foto
El pistoletazao de salida de la Cursa del Dimoni de Badalona.

Antes de mirar al horizonte, Grupo Menarini España prefiere bajar la mirada a lo que le rodea. El Barrio de Sant Roc, en Badalona, donde está sita la sede de la compañía. Lo hace porque a pie de calle sobran los problemas que atajar. Según una clasificación de la Consejería de Salud de la Generalitat, Sant Roc acoge a la población más pobre de Cataluña, con un grado muy alto de analfabetismo y aquejada de graves disfunciones en su dieta alimentaria, con la diabetes como uno de los factores de máximo riesgo.

Esta farmacéutica italiana, presente en España desde 1961 y con una plantilla de más de 750 personas en el país, decide centrar su responsabilidad corporativa mejorando lo inmediato. La mayoría de sus proyectos de responsabilidad social corporativa (RSC) se desarrollan para mejorar la vida de los vecinos de Sant Roc y en colaboración con instituciones que comparten este mismo propósito. “Este es un barrio complicado. Hay pobreza, delincuencia, hay niños que no pueden hacer las tres comidas diarias. Si nosotros estamos aquí, no podemos dar la espalda a lo que nos encontramos al cruzar la calle”, afirma Mónica Moro Mesa, responsable de comunicación, ebusiness y RSC de Menarini España.

1.984 kilos de comida a través de la Fundación Banco de Alimentos de Barcelona

50.000 euros recaudados con el concierto benéfico Notes Solidàries per Badalona

32 runners responsables corrieron en favor de los niños y niñas del barrio de Sant Roc

Una de las acciones estrella va al son de los ritmos vibrantes del góspel. El pasado 27 de febrero, en el Auditorio de Barcelona, se celebró la segunda edición de Notes Solidàries per Badalona, un concierto solidario promovido por Grupo Menarini. Sobre el escenario, el Cor de Góspel Sant Cugat, bajo la dirección de Erwyn Seerutton y el cantante de afrosoul camerunés Emmanuel Pi Djob, que saltó a la fama gracias al programa televisivo La Voz. La iniciativa logró 50.000 euros, destinados a potenciar la labor social de la Fundación Ateneu Sant Roc y del Institut Guttmann, uno de los centros hospitalarios de neurorrehabilitación más reputados de Europa. Josep María Ramírez, director gerente de la Fundació Institut Guttmann, destacó la valía del evento para la institución que dirige: “Con esta iniciativa podemos seguir avanzando en la investigación de nuevas técnicas para lograr la rehabilitación de nuestros pacientes, además de poder brindar una atención más personalizada y humana gracias a la colaboración solidaria de todos”.

Desde el concierto, Salvador Pons, director general de Grupo Menarini España, subrayó esta necesidad de velar por lo próximo y devolver a la sociedad en la que una empresa está integrada: “No podemos entender el trabajo diario sin incluir un retorno para la sociedad y forma parte de nuestra filosofía hacerlo en Badalona, porque nos acoge desde hace muchos años y porque vivimos de cerca la realidad de la ciudad”. Los artistas también celebraron la importancia de la acción, porque les daba la ocasión de usar su talento para algo más que entretener: “Una de las motivaciones de nuestro coro es poder usar la música para mejorar nuestro entorno. Este concierto nos da una oportunidad inmejorable”, declaró Erwyn Seerutton, director del Cor de Góspel Sant Cugat.

El cheque de casi dos toneladas de comida recogidas por Grupo Menarini.
El cheque de casi dos toneladas de comida recogidas por Grupo Menarini.

Pero además de los artistas, el evento tuvo el impacto logrado (más de 1.600 asistentes) gracias también a la acción espontánea de los jubilados del Grupo Menarini. Armados con pasquines, y acompañados por el director general del grupo, los voluntarios y jubilados de la empresa empapelaron Badalona para lograr que el concierto fuera un éxito. “Es una de las cosas que más nos enorgullece, que lo hacemos 100% con voluntarios de la empresa. El propio día del concierto, los chavales que ayudaban a entregar los programas y dirigir a la gente a sus butacas eran hijos de trabajadores. Recibieron una ovación antes de empezar el concierto”, recuerda Victor Vegas, periodista del departamento de comunicación de Menarini.

Los empleados de Grupo Menarini y sus familiares participan como voluntarios en las acciones sociales que desarrollan en Badalona

Además de los asistentes al concierto, 54 empresas contribuyeron con un donativo a la causa. Salvador Pons, director general de Menarini, destacó la creciente consolidación del evento: “Una vez más hemos de sentirnos orgullosos del gran trabajo realizado por todas aquellas personas, empresas y entidades, que han participado y colaborado para lograr superar el éxito de la edición anterior, y continuar con el desarrollo de proyectos sociales que buscan mejorar la calidad de vida de las personas que más lo necesitan”.

Concierto de góspel solidario, organizado por Menarini.
Concierto de góspel solidario, organizado por Menarini.

Otra de las acciones clave del último año fue la recaudación de casi dos toneladas de comida (1.984 kilos) a través de la Fundación Banco de Alimentos de Barcelona. Conservas de pescado, leche, leche maternizada, carne y legumbres fueron los productos más repetidos en la recogida. La estrategia digital jugó un papel esencial, ya que el sistema de donaciones por Internet logró mejorar la acción radicalmente respecto a la metodología anterior. La web permitía, además, que el donante eligiera exactamente a qué quería dedicar su donativo, escogiendo los alimentos de la cesta patrocinada entre las categorías propuestas.

Grupo Menarini colabora con la ONG Educo en el patrocinio de becas de comedor para niños de toda España

Clave fue también la solidaridad de los empleados de la propia compañía: 992 kilogramos fueron donados por la plantilla de Menarini. La cantidad restante de alimentos fue donada por la farmacéutica. “Cuando lo hacíamos presencial, las cifras no eran las mismas. Fue el propio banco de alimentos el que nos propuso hacerla online y los resultados fueron muchísimo mejores”, detalla Moro. 2018 será el tercer año consecutivo de esta acción con la vía digital activada.

Un voluntario de la empresa pegando carteles para promocionar el concierto.
Un voluntario de la empresa pegando carteles para promocionar el concierto.

Calzarse las zapatillas puede ser también una manera de ejercer una labor corporativa responsable. De nuevo con 32 voluntarios de la plantilla y también colaborando con la Fundación Ateneu Sant Roc, la Cursa del Dimoni de Badalona, celebrada el pasado 27 de mayo, permitió recaudar fondos para potenciar la actividad veraniega de la fundación, especialmente en lo que concierne a los programas para garantizar que, durante el periodo vacacional, los niños sigan recibiendo una comida en la calidad y cantidad que precisan. Y cada Navidad, desde hace 19 años, Menarini organiza una fiesta navideña y un concurso de dibujo en el centro Mª Assumpta que depende del Departament de Benestar Social i Familia de la Generalitat de Catalunya que acoge a niños y niñas en situación de desamparo. Dos acciones más, centradas en ayudar en lo invisible, en lo que mejora la vida de un barrio día a día.

Asegurar una comida sana

Con una red comercial de más de 450 personas distribuidas por toda la geografía nacional, Grupo Menarini España era consciente de un problema: “Cuando teníamos un visitador de, pongamos, Zaragoza, nos decía que las acciones en Sant Roc le gustaban mucho, pero que echaba en falta colaborar con algo que tuviera un impacto en su ciudad”, explica Mónica Moro Mesa, responsable de comunicación de Grupo Menarini España. De la detección de esta demanda surgió el proyecto de patrocinar Becas Comedor para toda España junto a la ONG Educo.

La meta de este programa es atacar una cruda realidad que se vive diariamente en nuestro país: un tercio de los niños se encuentra en riesgo de exclusión social y llevan una dieta perjudicial o insuficiente para su salud; son más de dos millones de niños. Esta acción permite a cualquier internauta elegir entre varias donaciones de diversa intensidad: una semana de beca comedor (12,5 euros), dos semanas (25 euros) o un mes (50 euros). La web a través de la cual se puede realizar la donación es: www.educo.org/Landing/Menarini. El objetivo final: lograr 24 becas de comedor y distribuirlas de tal manera que al menos haya un niño becado por esta iniciativa en cada una de las 17 comunidades autónomas españolas. El proyecto aún está en marcha.

Esta noticia, patrocinada por Grupo Menarini, ha sido elaborada por un colaborador de EL PAÍS.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información