Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodafone reduce el valor de su filial española en 2.900 millones de euros

La operadora recorta su beneficio operativo un 27,8% en su primer semestre fiscal tras perder 98.000 clientes de televisión por su renuncia al fútbol

Una tienda de Vodafone en Madrid.
Una tienda de Vodafone en Madrid.

El grupo Vodafone ha decidido rebajar el valor de su filial en España en 2.900 millones de euros debido a la reevaluación del negocio futuro esperado por "las difíciles condiciones comerciales y económicas actuales", según informó hoy la operadora.

Vodafone España redujo sus ingresos totales en el primer semestre de su año fiscal (del 1 de abril al 30 de septiembre de 2018) en un 3,2% hasta los 2.421 millones de euros, y un 4,7% si solo se tienen en cuenta los ingresos por servicio.

El beneficio bruto de explotación ascendió a 542 millones de euros, un 27,8% menos que en el mismo periodo del año anterior, y el margen de Ebitda descendió en 7,5 untos porcentuales hasta el 22,4%.

La compañía achaca estos retrocesos a su decisión de no adquirir el Partidazo ni la Champions League por falta de rentabilidad y al coste de la batalla promocional desatada en agosto precisamente para evitar la fuga de clientes tras la renuncia al fútbol. De hecho, la compañía admite la pérdida de 66.000 clientes de televisión en el último trimestre, y de 98.000 en los seis primeros meses, hasta cerrar con 1,26 millones.

Pese a esa fuga, Vodafone España defiende su estrategia de prescindir del fútbol en su parrilla de televisión por su alto coste y señala que e impacto completo de la reducción de costes se recogerá en las cuentas de la compañía a partir de septiembre de 2019, debido a que este año seguirá ofreciendo ocho partidos de La Liga Santander.

"Ambas decisiones y lanzamientos posteriores, como el de Vodafone bit, redefinen la posición competitiva de Vodafone en España con una oferta mejor adaptada a la demanda de los distintos segmentos de mercado en España permitida por una estructura de costes más ligera tras abandonar los derechos del fútbol", indica Vodafone.

Cartera de clientes

La cartera de clientes de contrato de telefonía móvil descendió en 106.000 en el segundo trimestre del año fiscal, pero gracias a los buenos resultados del primer trimestre, el semestre arrojó un saldo positivo de 35.000. A 30 de septiembre, Vodafone España contaba con 11,58 millones de clientes móviles de contrato de un total de 14,02 millones de clientes, de los que 9,27 millones, un 9,6% más que hace un año, disfrutan de 4G.

Los abonados de fibra aumentaron en 32.000 en los seis primeros meses del año fiscal, pese a un descenso de 5.000 en el segundo trimestre, y a cierre de septiembre ascendía a 2,8 millones, un 9,2% más que un año antes. En el conjunto de la oferta de banda ancha, la operadora cerró
el trimestre con 3,22 millones de clientes, lo que supone un descenso de 69.000 en el trimestre y 118.000 en el semestre.

Vuelta a pérdidas

Vodafone ha eliminado un crédito fiscal de 1.048 millones que tenía ante la Hacienda española, al entender que la menor generación de caja futura en España le impedirá generar beneficios suficientes para aprovechar esos créditos en el plazo legal.

Además de la provisión por España, Vodafone ha rebajado el valor de sus filiales en Alemania y Rumania, y hay computado una pérdida de 3.400 millones por la venta de la filial en India. A consecuencia de ellos, el grupo registró unas pérdidas de 7.833 millones de euros en el primer semestre fiscal, frente a los beneficios de 1.235 millones del mismo periodo del año anterior.

"Lo gordo ha pasado"

El consejero delegado de Vodafone España, António Coimbra.
El consejero delegado de Vodafone España, António Coimbra.

El consejero delegado de Vodafone España, António Coimbra, defendió la estrategia de renunciar a los derechos del fútbol pese a la caída de ingresos y rentabilidad que ha sufrido en el último trimestre. "Hemos hecho lo correcto y se verá. Los resultados están muy en línea con lo que esperábamos".

Para Coimbra, se trata de un contenido "no rentable" porque con la fórmula regulada de la CNMC salen muy penalizados al obligarles a pagar el doble que sus competidores. “Incluso si perdemos de golpe todos los clientes, la pérdida será inferior a los 330 millones de euros al año que nos cuesta el fútbol", indicó. Vodafone espera ahorrarse el año próximo 150 millones de euros por el fútbol y el siguiente 240 millones.

El directivo aventuró que "lo gordo" en pérdida de clientes de Vodafone ya ha pasado y las cifras de octubre ya atestiguan "una vuelta a la normalidad" y en los próximos trimestres se reflejará de manera positiva en los resultados financieros por el ahorro de costes en los derechos del fútbol.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >