Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dia vende un 13,9% menos, rechaza publicar el beneficio y planea vender activos

La cadena de supermercados, que atraviesa una grave crisis, afirma que centrará esfuerzos para recuperar el negocio en España

Fachada de una tienda Dia en Madrid.
Fachada de una tienda Dia en Madrid.

Como se preveía, los resultados del tercer trimestre de Dia reflejan un fuerte deterioro del negocio de la cadena de supermercados, tanto en España y Portugal, donde caen las ventas un 4%, como en Brasil y Argentina, en este caso por la depreciación de sus divisas. En conjunto, las ventas caen un 13,9% en los nueve primeros meses, hasta 5.490,5 millones de euros. La empresa ha rechazado dar la cifra de beneficios, hasta que finalice un “test de deterioro de sus activos”, pero el resultado de explotación cae un 33%, hasta 218 millones. En esas condiciones, la empresa acometerá un plan de saneamiento en España y Portugal que incluye la venta de activos, el cierre de las tiendas menos rentables y la actualización de las demás a los nuevos formatos, más atractivos. Tras presentar resultados, la cadena cayó un 13% en Bolsa.

En la conferencia con analistas para explicar los resultados, el consejero delegado, Antonio Coto, no se anduvo con rodeos. Admitió que la empresa vive "tiempos tormentosos", su "prueba más dura desde la salida a Bolsa en 2011". "Nos hemos quedado atrás", reconoció. Se refería en particular a España y Portugal, donde concentra el 70% de las ventas y donde el negocio cayó un 4% hasta septiembre (3.877,3 millones). La única nota positiva de los resultados es el aumento de la venta online en España, de un 42,8% hasta 57,4 millones. En Brasil y Argentina, la facturación cae un 31,1%, hasta 1.613,2 millones, pero sin la devaluación de las monedas, habría crecido un 18,8%. Por ello, Coto calificó de “sólida” la situación de la empresa en estos mercados y anunció planes para “recuperar el negocio” en España, “donde nuestros competidores han sido más ágiles”, y, en menor medida, en Portugal.

A falta de oficializar el nuevo plan estratégico, que se esperaba en octubre, Coto esbozó algunas de las líneas maestras de la nueva estrategia, centrada en España y que tiene, dijo, el apoyo del recientemente renovado consejo de administración. Los nuevos planes, que se irán poniendo en marcha en 2019, incluyen buscar “alternativas estratégicas” para los negocios menos principales, entre los que incluye los 35 hiper para profesionales (cash & carry) Max Descuento, que ya puso a la venta en junio, y las 1.271 perfumerías Clarel.

Dentro del negocio de supermercados, los planes pasan por abrir nuevas tiendas en zonas de rentabilidad más segura, cerrar aquellas que no sean rentables y remodelar el parque hacia los nuevos formatos La Plaza (medianos y con especial presencia del fresco) y Dia & Go (más pequeños, de conveniencia, con horarios más amplios y con zonas para consumir), que muestran sólidos datos de crecimiento de ventas frente a las tiendas clásicas (Market). Dia se reafirma en una posición que combine proximidad y precios bajos, formato que entiende como el más resiliente y más acorde con los nuevos hábitos de consumo.

También dijo Coto que había que “escuchar las preferencias del cliente” y “cambiar lo que ponemos en las estanterías”. En este sentido, redobló la apuesta por los productos frescos, la comida lista para llevar o de consumo en el local y las marcas propias. También explicó una nueva política de precios, con menos promociones agresivas y más ofertas personalizadas a través del uso de las nuevas tecnologías. En definitiva, un plan para “devolver la salud al grupo”, dijo Coto, y una forma de reconocer que el modelo de negocio de la cadena se había quedado desfasado.

Sin beneficio

En un ejercicio sin precedentes, Dia no incluye en sus cuentas el resultado neto para el periodo, ni desglosa las cuentas individuales del tercer trimestre. La cadena distribuidora afirma que "como consecuencia del nuevo plan [de negocio que está elaborando], se dispone a anticipar, con anterioridad al cierre del ejercicio 2018, la realización de un test de deterioro sobre sus activos para evaluar si pudiera existir la necesidad de provisionar parte de los mismos".

En los nueve primeros meses Dia invirtió en España y Portugal 211,3 millones de euros (más 57,8 millones en emergentes), sobre todo en actualizar 997 tiendas en España a los nuevos formatos. En adelante, la empresa será “más prudente” en sus inversiones debido al fuerte aumento de la deuda 1.422 millones a 30 de septiembre (con un ratio sobre ebitda que pasa en un año del doble al triple). Así, durante 2019, la inversión no sobrepasará los 200 millones y hasta 2023 no pasará del 3,5 o 4% de los ingresos. En todo caso, el consejero delegado afirmó que no descarta ninguna opción de refinanciación de la deuda.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información