Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Cardenal ficha por Mediapro en un nuevo caso de ‘puertas giratorias’

El ex secretario de Estado de Deportes sacó adelante la venta de derechos del fútbol que comercializa la productora. La Federación califica el fichaje de "escándalo"

Miguel Cardenal
Miguel Cardenal, en primer término, junto a Javier Tebas y Jaume Roures, al fondo, en 2014. EFE

Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte y presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD) durante el gobierno del Partido Popular, se incorporará el próximo mes de noviembre al grupo Mediapro, según informó la productora catalana este miércoles. Se trata de un nuevo caso de puertas giratorias, ya que Cardenal estuvo a cargo de asuntos durante su mandato al frente de la secretaría de Estado que tienen que ver directamente con el negocio del grupo audiovisual fundado por Jaume Roures.

En concreto, Cardenal fue el principal valedor del Real Decreto de venta de derechos televisivos centralizada de los equipos de primera y segunda división que supuso un fuerte aumento del precio de los derechos, y un beneficio económico para Mediapro que, junto a Telefónica, se ha adjudicado los principales lotes de los concursos.

El fichaje se ajusta a la legalidad ya que el ex secretario de Estado cumple en noviembre los dos años de incompatibilidad como cargo público que le impedían trabajar en empresas sobre las que hubiera tenido autoridad. Cardenal es catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Fue presidente del Consejo Superior de Deportes en el período 2012 a 2016, así como presidente del Consejo Rector de la Agencia Estatal Antidopaje.

Mediador en la 'guerra del fútbol'

Cardenal mantiene una relación de amistad con Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, que le definió como “el mejor secretario de Estado del Deporte que ha tenido España”. Ambos negociaron las normas de control económico del fútbol para saldar la deuda tributaria con la Administración.

Con anterioridad también medió en la llamada guerra del fútbol que enfrentó a Sogecable, entonces perteneciente al grupo PRISA (compañía editora de EL PAÍS) y a la propia Mediapro por la explotación de los derechos.

Mediapro ha señalado que Cardenal "aportará su experiencia y conocimientos para contribuir al desarrollo del área internacional del grupo". La productora gestiona actualmente los derechos audiovisuales internacionales de la Liga y se ha adjudicado esta gestión para las próximas cinco temporadas (2019/2020 a 2023/2024).

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) calificó a través de varios tuits el fichaje como “uno de los mayores escándalos desde el punto de vista institucional, político y deportivo de los últimos años”.La institución que preside Luis Rubiales recordó que la aprobación del citado Real Decreto Ley para la comercialización de los derechos de retransmisión de los partidos de fútbol supuso imponer a los clubes la venta conjunta de los derechos, "atribuyéndolos todos a la LFP de manera monopolística y excluyendo a la RFEF del proceso, arrebatándole también los derechos en este ámbito”.

“Con los derechos en su mano, la Liga otorgó a dedo a Mediapro su comercialización internacional. Además, estos derechos han sido renovados recientemente por cinco años más. De nuevo, sin licitación de por medio. Mediapro obtiene muchos millones de euros al año por esta decisión de la Liga, en su momento pasó de atravesar una situación complicada a nivel económico a convertirse en una multinacional con presencia en 35 países e ingentes beneficios”, señalaba el tuit.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >