Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adif y Virgin llevarán el ‘hyperloop’ a Málaga

Instalarán un centro de investigación con una inversión de 430 millones de euros, según el Ministerio de Fomento

Prototipo del Hyperloop, en una imagen tomada en el desierto de Las Vegas.

La empresa pública española administradora de las infraestructuras ferroviarias (ADIF) y la compañía de transporte estadounidense Virgin Hyperloop One han firmado este martes un protocolo para establecer en Bobadilla (Málaga) un centro de experimentación del nuevo medio de transporte hyperloop. El centro de experimentación se instalará en la nave de pruebas que ADIF tiene para la Alta Velocidad en Bobadilla, cerca de Antequera, con una superficie de 19.000 metros cuadrados, que contará ahora con ese arrendamiento comercial por la empresa fundada por Richard Branson.

El valor de la instalación será de unos 500 millones de dólares (432 millones de euros), incluidas zonas de fabricación, plataformas de prueba y equipos de Virgin Hyperloop One. La inversión está supeditada a obtener 126 millones de euros en convocatorias de ayudas públicas, como préstamos y subvenciones a I+D+i para las instalaciones.

El sistema hyperloop, actualmente en pruebas, puede transportar personas y mercancías a unos 1.200 kilómetros por hora mediante vehículos que se aceleran gradualmente por propulsión eléctrica dentro de tubos a baja presión, a flote sobre una pista con levitación magnética y con resistencia aerodinámica ultrabaja como los aviones. Es completamente autónomo y cerrado, eliminando impactos por errores humanos y condiciones atmosféricas adversas. Como se trata de un sistema eléctrico, no tiene emisiones de carbono directas.

El año pasado, en una prueba, un prototipo alcanzó una velocidad de la cápsula de 387 kilómetros por hora en unas instalaciones de ensayo de Nevada (Estados Unidos).

Virgin Hyperloop One ya ha ensamblado la cápsula y desarrollado el sistema de levitación y guiado, el sistema de propulsión, el tubo y la creación de vacío.

El protocolo suscrito permitiría desarrollar, probar y validar en España los componentes del sistema, para, posteriormente, solicitar su certificación según la regulación europea. Una vez superadas las fases de pruebas y validación, el centro de experimentación de hyperloop permanecerá en España para dar soporte a las operaciones, el mantenimiento y la expansión internacional del sistema.

ADIF y el Ministerio de Fomento calculan que la instalación de hyperloop en Bobadilla generará 250 puestos de trabajo directos y de alta cualificación en los próximos cinco años, así como cientos más de empleos indirectos.

En la región serán necesarios otros centros de innovación en materiales, de producción de sistemas de levitación magnética, de seguridad en túneles, de técnicas avanzadas en electrónica y telecomunicaciones, de procesos complejos de operaciones de transportes en demanda, y de nuevas aplicaciones telemáticas entre infraestructura y vehículos, entre otros.

El nuevo proyecto permitirá aprovechar las sinergias del entorno, al ubicarse en el Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF) de ADIF, situado en el Parque Tecnológico de Andalucía, en Campanillas (Málaga).

En esa zona se ubican unas sesenta empresas expertas en distintos ámbitos de innovación en tecnologías ferroviarias.

Según ADIF, la empresa estadounidense ha elegido España para sus pruebas del hyperloop gracias a la experiencia en ingeniería de infraestructuras y en tecnología de ADIF, la disponibilidad de talento altamente cualificado y el liderazgo español en alta velocidad ferroviaria.