Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de las hipotecas a tipo variable bajó un 14,5% en mayo

La firma de hipotecas para comprar vivienda moderó su aumento en mayo al 7,3% interanual

Una pareja se interesa en la comprade una vivienda.
Una pareja se interesa en la comprade una vivienda.

El tirón de la actividad inmobiliaria sigue impulsando la firma de nuevas hipotecas. El pasado mes de mayo se contrataron en España 31.166 créditos hipotecarios, un 7,3% más que en el mismo periodo de 2017. Aunque el crecimiento se moderó respecto al abril (el alza fue del 34,2%), es el mayor volumen de créditos concedidos en un mes desde septiembre del año 2011, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este repunte interanual, la firma de hipotecas encadena dos meses de tasas positivas después de que la Semana Santa (celebrada en marzo, en lugar de en abril, como ocurrió en 2017) hiciera caer este indicador algo más de un 5%.

Las entidades están dando respuesta a la creciente demanda de hipotecas para comprar una vivienda. Con respecto al mes de marzo la firma de estos préstamos repuntó un 8,5%, y en el acumulado del año lo hizo un 10,7%. Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, explica que “por primera vez desde 2011 se han superado las 30.000 hipotecas concedidas en un mes, lo que supone un paso adelante en la normalización del sector. A pesar de que las variaciones anuales son significativamente inferiores a las registradas el mes anterior, las hipotecas concedidas en los últimos 12 meses (casi 325.000) mantienen una tasa de crecimiento estable en el entorno del 11%, lo cual asegura la salud y estabilidad del proceso de normalización.

Las entidades atienden esta creciente demanda con unos criterios de concesión más laxos e inmersas en una guerra hipotecaria de recorte de precios. Así, el tipo de interés medio de los créditos fue del 2,62%, un 9,2% inferior al de mayo de 2017, y el plazo medio de 23 años. La banca mantiene bajo control los precios de unos productos en los que además obtiene importantes niveles de vinculación.

La rebaja fue más intensa en las hipotecas a tipo variable, que experimentaron un descenso del 14,5% con respecto al mismo mes de año anterior. El tipo de interés medio al inicio se situó en el 2,38%. Aunque, a diferencia de la época del boom inmobiliario, son muchos los clientes que ahora prefieren hipotecarse sin sustos. Las de tipo fijo experimentaron un incremento del 6,3% en tasa anual. Cuatro de cada diez hipotecados en mayo ya se decantó por este producto, cuyo tipo de interés medio al inicio fue del 3,04%, un 0,8% más bajo. "En mayo han alcanzado su máximo histórico, lo que demuestra la madurez y prudencia de entidades y consumidores en relación con el mercado hipotecario", indica Encinar.

Esto permitió a los hipotecados solicitar mayor importe a las entidades para hacer frente a unas viviendas cada vez más caras. El importe medio de la hipotecas contratadas en mayo fue de 117.044 euros, con un aumento intranual del 2,8% y del 5,5 % en el acumulado del año, aunque un 5 % menos que el mes anterior. "Teniendo en cuenta que la banca continúa, en líneas generales, respetando el límite del 80% del valor de tasación, el importe medio de la hipoteca contratada en mayo revela que el piso tipo al que acceden los compradores está por debajo de los 150.000 euros", dice Ferran Font, director de Estudios de Pisos.com. Por su parte, el capital prestado por el total de entidades financieras se situó en 3.647,8 millones, con un aumento anual del 10,3%.

A pesar del cada vez mayor interés de las entidades bancarias por prestar dinero debido a la liquidez en el mercado, "los bancos no prestan con la alegría de antaño y aplican mayores controles de solvencia, lo que explica que la contratación de hipotecas siga lejos de los niveles de los años del boom. Si en mayo pasado se concedieron 31.166 hipotecas, en el mismo mes hace 10 años fueron 77.157, más del doble”, afirma Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa.

Las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en mayo fueron Andalucía (5.752), Comunidad de Madrid (5.193) y Cataluña (4.895). Las comunidades que presentaron las mayores tasas de variación anual fueron Canarias (70,9%), Castilla-La Mancha (21,7%) y Extremadura (18,5%) y las regiones en las que se prestó más capital para la constitución de hipotecas fueron Madrid (877,1 millones de euros), Cataluña (692,8 millones) y Andalucía (584,4 millones). Sin embargo, la firma de hipotecas cayó en tasa interanual en Aragón, Asturias, Castillay León, Cataluña, Galicia y Murcia.

Los expertos esperan que el mercado hipotecario esté libre de sobresaltos al menos hasta el verano del año que viene, dado que el Banco Central Europeo mantendrá su política de estímulos a través de la compra de deuda y los tipos oficiales en el 0%.