Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España ve “positiva” la parte variable del pacto salarial

El regulador pide prudencia a la hora aplicar la subida de los sueldos más bajos hasta los 1.000 euros brutos al mes

Desde la izquierda: los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez, y de CC OO, Unai Sordo, con la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y los presidentes de CEOE, Juan Rosell, y de Cepyme, Antonio Garamendi
Desde la izquierda: los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez, y de CC OO, Unai Sordo, con la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y los presidentes de CEOE, Juan Rosell, y de Cepyme, Antonio Garamendi EFE

Al Banco de España le ha gustado la primera parte del pacto salarial firmado por sindicatos y empresarios: la que aconseja un incremento del 2% para los sueldos acordados en convenios más otro punto porcentual variable en función de criterios como la productividad, resultados o el absentismo injustificado. Menos clara ve la parte que aconseja fijar un suelo mínimo de 1.000 euros brutos al mes en los pactos colectivos.

“La incorporación del componente variable, según los resultados económicos, es un elemento de flexibilidad positivo”, apuntan los economistas del Banco de España, “aunque sería deseable que se vinculara a la situación específica de las empresas dentro de cada sector”.

Apunta el regulador, en un apartado específico sobre el pacto salarial dentro del análisis sobre la encuesta de población activa, que esta recomendación puede servir para que en aquellas empresas más productivas los salarios sean más altos. Señala el informe que ahora, dentro de los propios sectores, no hay mucha diferencia entre los sueldos de las empresas más productivas y los de las menos. De ahí que defienda que la parte variable debe trasladarse compañía a compañía.

Más reservas muestra el Banco de España con el incremento de los sueldos más bajos de los convenios hasta los 14.000 euros brutos al año o los 1.000 mensuales. Advierte que “llevarlo a cabo de forma generalizada” puede tener impacto sobre “la empleabilidad de los colectivos con menor nivel de productividad -por su menor formación o experiencia laboral- que ya presentan en la actualidad muestran ”. Traducción: si se hace sin tener en cuenta situaciones específicas puede acabar por castigar al empleo.

En el análisis previo, el pequeño estudio recoge la evolución de la negociación colectiva durante los primeros meses de este año. Hasta junio, el incremento medio pactado para los sueldos en convenio es del 1,6%. No obstante, este aumento recoge los convenios plurianuales firmados también en años anteriores, cuando la situación económica era algo más difícil que ahora o la incertidumbre provocada por la cercanía de la crisis estaba más próxima.

Cuando se tienen en cuenta solo los convenios pactados en los seis primeros meses del año el aumento es cuatro décimas más, el 2%. Aunque estos convenios solo afectan a 911.000 trabajadores.

"Cabe esperar que las recomendaciones salariales de este nuevo acuerdo se trasladen progresivamente al incremento salarial acordado en la negociación salarial de este año y los dos próximos", pronostica, en referencia a los ejercicios de vigencia de este IV Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva.