Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryanair cancela 400 vuelos en España y dejará en tierra a 50.000 pasajeros

La aerolínea de bajo coste irlandesa anuncia la cancelación del 24% de sus vuelos españoles los días 25 y 26 de julio por la huelga de tripulantes de cabina

Ryanair anunció hoy la cancelación de hasta 600 vuelos en toda Europa los días 25 y 26 de julio ante la huelga anunciada de los tripulantes de cabina (TCP) convocada en España, Bélgica y Portugal para esas dos fechas. El país más afectado será España, en el que se cancelarán 400 vuelos, que dejarán en tierra al menos a 50.000 pasajeros que tenían previsto viajar desde o hacia el país. La incidencia puede ser mayor si finalmente el Gobierno no encuentra una fórmula para poder aplicar los servicios mínimos ya que los 1.800 tripulantes tienen contrato irlandés, y no están sujetos a la legislación laboral española.

Un mostrador de Ryanair en el aeropuerto de Barajas de Madrid. En vídeo, mensaje de la jefa de recursos humanos de la compañía a los tripulantes de cabina con motivo de la huelga.

La aerolínea se ha puesto en contacto por correo electrónico y mensaje de texto con los afectados para avisarles con siete días de antelación de que sus vuelos han sido cancelados, y les ha ofrecido la posibilidad de reubicarse en otro vuelo que se vaya a operar siete días antes o después del 25 y 26 de julio. Como alternativa, podrán recibir también el reembolso completo de sus billetes, según informó en un comunicado.

La compañía, en el primer gran conflicto laboral que afronta en España, asegura que la huelga afectará hasta 200 de los más de 830 vuelos diarios que opera hacia o desde España (el 24% del total), sin precisar el número de exacto de clientes afectados, aunque admite que serán al menos 50.000.

También ser verán afectados hasta 50 de los 180 vuelos diarios hacia o desde Portugal (27% del total y hasta 50 de los más de 160 vuelos diarios de Ryanair en Bélgica (31%). En toda Europa, se verán afectados casi 300 vuelos en cada uno de los dos días de paro de los más de 2.400 que opera diariamente Ryanair, lo que supone un 12% del total, con 100.000 clientes afectados los dos días.

El Ministerio de Fomento ha admitido que la cancelación de vuelos por parte de Ryanair es legal, aunque va a solicitar a la aerolínea irlandesa información detallada sobre sus planes en la programación de vuelos con origen o destino España para que los usuarios sepan a qué atenerse cuanto antes y puedan reclamar compensaciones o reprogramaciones, según informaron en fuentes de este departamento.

Sin lista de vuelos cancelados

La aerolínea no ha facilitado tampoco una lista de los vuelos cancelados en su página web, aunque señala que cualquier cliente de Ryanair que viaje hacia o desde Bélgica, Portugal y España el próximo miércoles o jueves que no haya recibido un email o mensaje de texto hoy, miércoles, podrá contar con que su vuelo se operará con normalidad y deberá hacer el check in siguiendo el procedimiento habitual.

Según sus cálculos, el 88% de los clientes de Ryanair en Europa no se verán afectados por la huelga, aunque los sindicatos españoles convocantes de la huelga dudan de estas cifras. Y es que está aún por dilucidar si finalmente se cumplen los servicios mínimos que fije el Ministerio de Fomento, al contar los 1.800 tripulantes con base en España con contratos laborales irlandeses, y no estar, por tanto, sujetos a las obligaciones de la legislación laboral española. De esta forma, además de los 50.000 pasajeros que ya han visto cancelado su vuelo, hay otros 150.000 pendientes de si se cumplen los servicios mínimos, pese a la promesa de la compañía.

Ryanair señaló que ha incorporado personal extra al departamento de atención al cliente para ayudar en la gestión del reembolso o reubicación de los clientes afectados a lo largo de los próximos siete días.

Sin acuerdo en la reunión

Los intentos por parar la huelga siguen siendo infructuosos. La reunión convocada hoy por la Dirección General de Trabajo para mediar y desbloquear el conflicto terminó esta tarde sin ningún acuerdo ni avance en la negociación. Los representantes de Ryanair no han aceptado la condición previa que habían puesto los sindicatos USO y Sitcpla, que pasa por que la compañía asuma y aplique la legislación laboral española a sus tripulantes de cabina.

El portavoz de Sitcpla, Antonio Escobar, y el responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo, Ernesto Iglesias, explicaron tras la reunión, que la dirección no ha tenido voluntad de llegar a un acuerdo, pues ya da por descontada la huelga, y ha llegado a amenazar con irse de España, si no le dejan desarrollar su modelo de negocio.

La aerolínea defiende que es una huelga "injustificada"

El consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary.
El consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary.

El director general de Marketing de Ryanair, Kenny Jacobs, ha señalado que "estas huelgas no tienen justificación alguna y no persiguen otra cosa que entorpecer las vacaciones familiares y beneficiar a otras aerolíneas en Bélgica, Portugal y España", según señaló en un comunicado.

Según su versión, la tripulación de cabina de Ryanair disfruta de "un buen sueldo -de hasta 40.000 euros anuales-, 14 días libres al mes, buenas comisiones por ventas, bonificación por uniformes y prestación por enfermedad".

Una versión completamente distinta a la que tienen los sindicatos Uso y Sitcpla, convocantes de los paros en España, que niegan esos sueldos, y demandan que la compañía se sujete a la legislación laboral española, en lugar de a la irlandesa, y acabe con la precariedad. 

Ambos sindicatos han denunciado en los juzgados de Instrucción de Madrid a la aerolínea por presuntas coacciones, al pasar un cuestionario a sus trabajadores para saber si secundarían los paros.

Jacobs ha defendido la actuación de la compañía en relación con esta denuncia. "El correo electrónico es perfectamente legal, porque no estamos
preguntando a la gente si van a hacer huelga, sino que preguntamos, como
hacemos habitualmente, si van a cumplir las obligaciones que tienen asignadas".