Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos técnicas básicas para saber reaccionar ante una emergencia

Los primeros minutos ante un ataque al corazón o un atragantamiento son decisivos para salvar una vida. Sigue este sencillo tutorial para saber cómo reaccionar

Saber cómo practicar la reanimación cardiopulmonar (RCP) o cómo realizar la maniobra de Heimlich frente a un atragantamiento puede ayudarnos a salvar vidas. En cualquier momento puede darse una situación imprevista en la que algún allegado se atragante o sufra un infarto en nuestra presencia, o que seamos testigo de un incidente de este tipo en algún lugar público.

Conociendo las estadísticas, es algo que podría suceder. Cada día fallecen en España en torno a 100 personas por parada cardíaca, según la Fundación Española del Corazón (FEC). Al año, la suma asciende a más de 30.000 personas. En Europa, el paro cardiaco es una de las primeras causas de mortalidad.

Los cinco primeros minutos

Según la Fundación Española del Corazón, la realización de un masaje cardiaco y el uso del desfibrilador en los cinco minutos posteriores a la parada cardíaca aumenta hasta el 90% las posibilidades de supervivencia. Para ello, se debe realizar de forma inmediata una RCP que permita mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro hasta que se restablezca el ritmo cardíaco.

A falta de un desfibrilador, lo haremos con nuestras propias manos. ¿Cómo? Nos lo explican en este vídeo dos instructoras del Plan Nacional de RCP y miembros de la Unidad de Docencia e Investigación en Cardioprotección del Hospital Doce de Octubre (UDIC).

Más información