Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baraka entra en la operación Chamartín al comprar suelo por 400 millones

La empresa de Trinitario Casanova adquiere los derechos de las familias a las que se expropió los terrenos en los años 90

Vista general de la zona de Chamartín desde las Cuatro Torres.
Vista general de la zona de Chamartín desde las Cuatro Torres.

El grupo Baraka, dirigido por el empresario Trinitario Casanova, ha entrado en la conocida como operación Chamartín con la compra, por 400 millones de euros, de los derechos de reversión a las más de 1.000 familias a las que en su día le fueron expropiados los terrenos.

Los expropiados y sus herederos solicitaron ante los tribunales la reversión de los terrenos al haber cambiado el uso que justificó su expropiación: la ampliación de la estación de ferrocarril de Chamartín.

En 1993, Renfe adjudicó a un consorcio liderado por Argentaria (posteriormente BBVA) la adjudicación de los terrenos expropiados por el Estado ubicados en el recinto ferroviario para nuevos desarrollos inmobiliarios.

Tras décadas de tramitación y modificaciones, el pasado abril se firmó el acuerdo definitivo para el desarrollo de la operación, que prevé la construcción de 10.500 viviendas y una edificabilidad de 2,6 millones de metros cuadrados.

En un comunicado, Baraka Capital Group ha informado hoy de que ha llegado a un acuerdo con los reversionistas de los terrenos de Chamartín para comprarles su derecho de reversión para desarrollar 1,2 millones de metros cuadrados.

"Con esta operación, que alcanza los 400 millones de euros, más de 1.000 familias cobrarán por los suelos que les fueron expropiados hace más de dos décadas", según la misma fuente.

Más información