Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qatar busca inversores en España ante el boicot de sus países vecinos

Quiere atraer empresas con planes de desarrollo de infraestructuras y la preparación del Mundial de Fútbol en 2022

Desde la izquierda, Alfredo Bonet, director Internacional de la Cámara de España; Carlos Prieto, de la Cámara de Madrid; Mohammed Jaham al Kuwari, embajador de Qatar; y Yousuf Mohamed Al-Jaida, consejero delegado de QFC Authority.
Desde la izquierda, Alfredo Bonet, director Internacional de la Cámara de España; Carlos Prieto, de la Cámara de Madrid; Mohammed Jaham al Kuwari, embajador de Qatar; y Yousuf Mohamed Al-Jaida, consejero delegado de QFC Authority.

El Qatar Financial Centre (QFC), un centro de negocios ubicado en Doha, busca inversiones en España. El boicot de los países vecinos de Qatar ha hecho que los catarís se movilicen para liberalizar y diversificar su economía. Pese al bloqueo de Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Egipto y Bahrein, se prevé que el PIB crezca este año un 2,8% gracias a la subida de los precios del gas y el petróleo. Y el QFC quiere aprovechar los planes de desarrollo de infraestructuras y la preparación del Mundial de Fútbol en 2022 para propiciar la llegada de empresas.

Compañías españolas como Iberdrola, cuyo principal accionista es la Qatar Investment Authority, Ferrovial, Acciona o Sacyr ya están radicados en Qatar. Iberdrola incluso acaba de inaugurar un centro de innovación tecnológica. Pero los catarís quieren más. En especial ahora que sus vecinos le han impuesto un boicot, acusándolo de financiar terroristas. De ahí que los catarís hayan tenido que reaccionar con extrema celeridad. Han encontrado rutas alternativas para el comercio. Sus exportaciones de gas y petróleo, que suponen el grueso de la economía, no se han visto afectadas. Y han estrechado vínculos con países como Kuwait, Omán, Pakistán e Irak.

Pero sobre todo han aprobado un plan liberalizador para facilitar el desembarco de empresas extranjeras, incluyendo visados, ventajas fiscales, procedimientos simplificados, el 100% de repatriación de beneficios y permitiendo el 100% de propiedad extranjera en las empresas.

"El boicot es una oportunidad para nosotros. Ahora si una compañía quiere operar en Doha no lo puede hacer desde otro país del Golfo. Tiene también que estar aquí. Lo consideramos una oportunidad", señaló ayer el consejero delegado de QFC, Yousuf Mohamed Al-Jaida, en un roadshow ayer en Madrid.

En PIB per capita, Qatar es uno de los países más ricos del mundo. Y está desarrollando su aeropuerto, el metro, los ferrocarriles y los estadios del Mundial. En total, más de 30.000 millones en proyectos solo por esas partidas.