Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola lanza una opa con su filial de Brasil sobre la distribuidora Eletropaulo

La operación, realizada a través de su filial Neoenergia, puede ascender a 1.414 millones por el 100% de la sociedad

Central eólica de Neoenergia cerca de Natal, en el Estado brasileño de Rio Grande do Norte.
Central eólica de Neoenergia cerca de Natal, en el Estado brasileño de Rio Grande do Norte.

Neoenergia, la energética brasileña donde Iberdrola controla el 52,45%, ha alcanzado un acuerdo de inversión para entrar en el capital de la distribuidora Eletropaulo, en la que se compromete a suscribir la totalidad de la ampliación equivalente al 40,4% del capital social que la distribuidora emitirá en el marco de una oferta pública de suscripción.

La operación, que está sujeta a la aprobación por parte del consejo de administración de Neoenergia el próximo viernes, contempla un precio de 25,51 reales brasileños (6,02 euros, aproximadamente) por cada acción de Eletropaulo. Eletropaulo ha garantizado a Neoenergia que le adjudicará al menos el 80% del aumento de capital, excluyendo a aquellos accionistas de la compañía que ejerzan su derecho de suscripción preferente en la oferta de suscripción.

El consejo de Neoenergia también decidirá el viernes sobre la posibilidad de lanzar una opa entre el 51% y el 100% de Eletropaulo. Esta operación se haría al mismo precio de suscripción que la ampliación de capital. De esta forma el montante de la opa oscilaría entre 2.134 y 4.269 millones de reales brasileños, (equivalente, aproximadamente, entre 504 y 1.007 millones de euros).

El precio acordado supone una prima del 16% sobre el precio de cierre del lunes en Bolsa de la compañía. En el caso de que el precio ofrecido por otros inversores distintos a Neoenergia por la suscripción de las acciones superase el ofrecido por la filial de Iberdrola, podría optar por no suscribir las acciones. De resultar aprobada por el consejo de Neoenergia, el precio de la opa sería inicialmente igual al precio máximo y podría aumentar hasta igualar cualquier precio superior que se hubiera pagado por las acciones en el marco de la oferta de suscripción.

De esta manera, la operación de la toma de control del 100% de Eletropaulo podría ascender, entre la ampliación de capital y la opa sobre el 100%, a unos 1.414 millones de euros, de los cuales aproximadamente la mitad corresponderían a Iberdrola, que ha confirmado que apoya las transacciones.

 Este acuerdo refuerza la posición de Neoenergia tras la integración con Elektro, culminada en el verano de 2017. El acuerdo encaja en la actividad del grupo en el país, ya que está muy cerca de las áreas en las que está Neoenergia Elektro. Iberdrola impulsó el año pasado la integración de Elektro en Neoenergia, y facilitó así la creación de la mayor compañía eléctrica brasileña y el nacimiento de un líder energético en Latinoamérica, con presencia en 16 Estados, territorios con una población superior a los 43 millones de personas. Con la opa a Eletropaulo, el grupo seguiría creciendo, ya que es una de las distribuidoras eléctricas más grandes de Brasil, y da servicio a una población de 18 millones de habitantes en 24 municipios del área metropolitana de Sao Paulo.

Eletropaulo cuenta con 7,2 millones puntos de suministro, repartidos en un área de distribución con una superficie de 4.526 kilómetros cuadrados, 156 subestaciones y cerca de 40.000 kilómetros de redes de distribución. Los principales accionistas de Eletropaulo son el Estado brasileño, con una participación del 18,7% a través de BNDES, y AES Brasil, que controla el 16,8% del capital.

La oferta realizada por Neoenergia supera la que había presentado Energisa para tomar el control de la distribuidora de Sao Paulo, que había puesto sobre la mesa 19,38 reales (unos 4,57 euros) por acción para hacerse con el total de la compañía, operación que este mismo lunes recibió el visto bueno del regulador de la Competencia brasileño (CADE) pero no especialmente bien vista por la propia Eletropaulo. Otro de los interesados en la compañía brasileña era la italiana Enel.