Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT y CC OO ven “desproporcionada” la actuación de los jueces con los presos catalanes

Los sindicatos exigen un Govern que deje atrás el procés

UGT y CC OO han emitido este miércoles un comunicado conjunto para fijar su posición ante "la nueva coyuntura catalana". En él comienzan apuntando que creen que las actuaciones de los jueces "en los últimos meses [...] han sido desproporcionadas en la tipificación de algunos delitos" y "en el abuso de la prisión preventiva" y acaban reclamando de forma "urgente" un Govern que "deje atrás el llamado procés y abra una etapa de diálogo político".

El comunicado llega días antes de la manifestación del próximo domingo junto a las entidades indendentistas Òmnium Cultural y ANC que, bajo el lema "Os queremos en casa", protestara contra la el encarcelamiento de los políticos soberanistas. En esa convocatoria participan las ramas catalanas de ambos sindicatos, que intentan señalar que esa participación no tiene por qué suponer un apoyo a la causa independentista sino que puede ser una reacción a la actuación judicial y "limitativa de las libertades democráticas".

UGT y CC OO apuntan que la participación de sus organizaciones en la marcha es una protesta frente a esa actuación que ellos ven desproporcionada y que no debe confundirse con un apoyo a la causa independentista: "No compartimos ni el objetivo, la independencia, ni la estrategia, la proclamación unilateral, que persiguen y promueven las fuerzas independentistas. Estrategia que todos sabíamos acarrearía consecuencias jurídicas".

La manifestación del próximo domingo ha tensado la vida interna de las centrales UGT y CC OO en Cataluña, especialmente de la primera, que cuenta entre los presos con la exconsejera Dolors Bassa, antigua responsable de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia.

Las centrales mayoritarias inciden, como llevan haciendo desde que aumentó la tensión y la intensidad de la crisis catalanas, en pedir una solución política "a través del diálogo, que requiere renunciar al inmovilismo por parte del Gobierno de España y al unilateralismo por parte de las fuerzas políticas independentistas".

En línea con esta posición, y con un lenguaje muy medido, los sindicatos piden un Gobierno en Cataluña "dentro del marco constitucional y estatutario [...] para dejar atrá el llamado procés y abrir una etapa de diálogo político. También recuerdan UGT y CC OO que ellos defienden una reforma de la Constitución para implantar un estado federal como salida a la situación.

Con el precedente de lo sucedido entre septiembre y diciembre del año pasado, cuando la crisis catalana paralizó toda la acción política, los sindicatos piden que esta situación no llegue "hasta el extremo de ocultar los problemas de las perso-nas, como los salarios, las pensiones, la precariedad laboral, las políticas de igualdad o sociales o el restablecimiento de derechos".