Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La socimi de pisos en alquiler de Sareb sube un 7,7% en su estreno en Bolsa

Témpore nace con una selección de 1.553 activos

Jaime Echegoyen, presidente de la Sareb.
Jaime Echegoyen, presidente de la Sareb.

Témpore Properties, socimi de pisos en alquiler constituida por Sareb, el llamado banco malo donde se acumulan activos tóxicos de la banca, ha debutado este martes en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con una subida del 7,7%, desde los 10,4 euros con los que comenzaba a cotizar hasta los 11,2 euros con los que cerró la sesión. Eso supone alcanzar una capitalización cercana a los 165 millones. El  presidente de Témpore, Juan Ramón Dios, y el consejero delegado de la socimi, Nicolás Díaz Saldaña,  han sido los encargados del tradicional toque de campana.

Se trata de la segunda firma inmobiliaria que debuta en Bolsa en los que va de año, tras el estreno de Metrovacesa el pasado mes de febrero en el Mercado Continuo. La socimi del banco malo debuta en Bolsa con una cartera inicial de 1.553 activos en renta (viviendas con garajes y trasteros) procedentes de sus bancos accionistas. El 80% están ubicados en las las zonas metropolitanas y áreas de influencia de las grandes ciudades españolas: el 58,9% de los activos se encuentra en Madrid y el 23,9% en Barcelona. El resto se distribuyen entre Sevilla, Málaga o Valencia.

El objetivo de Sareb es utilizar Témpore, que comienza su andadura en noviembre de 2017, como un instrumento más de desinversión de activos y que la socimi se convierta en un actor protagonista en el sector residencial destinado al alquiler.

De hecho, pretende colocar en el mercado una cartera de unas 4.200 viviendas valoradas en unos 500 millones de euros en los próximos tres años. La gestión de esta cartera ha sido asignada a Azora, que se encarga directamente de las labores de administración y comercialización de los activos. A tres años vista, el plan pasa por la compra a Sareb de paquetes de viviendas al banco malo hasta sumar la cartera de 4.200 unidades. Estas compras se financiarán mediante ampliaciones de capital con las que la socimi irá dando entrada a nuevos inversiones institucionales y diluyendo a Sareb. En ese plazo la socimi habrá triplicado su tamaño y estará lista para saltar al mercado continuo. Por su parte, la Sareb, principal accionista de la socimi con el 98,51% del capital, espera haber reducido entonces a un porcentaje minoritario su actual participación de control en la firma (a un 20% o 30%).

Témpore se suma así a la oleada de nuevas socimis que inunda el mercado desde hace dos años. En la actualidad, alrededor de medio centenar de estas firmas de inversión inmobiliaria cotiza en el MAB y otras cuatro en el mercado continuo, dos de ellas (Merlín y Colonial) en el Ibex 35.