Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de H&M se desploma un 44% en el primer trimestre

La empresa sueca de moda se hunde en Bolsa a mínimos de 2005 tras presentar unos resultados con caída de ventas y ganancias

Tienda de H&M en la Gran Vía de Madrid.
Tienda de H&M en la Gran Vía de Madrid.

Inmersa en una tormenta perfecta de creciente competencia, mala climatología y revolución digital, la cadena sueca de moda H&M ha comenzado 2018 tan mal como cerró 2017, si no peor. El beneficio neto de la cadena se desplomó un 44% en el primer trimestre –del 1 de diciembre al 28 de febrero-, hasta 1.372 millones de coronas suecas (134,5 millones de euros). Antes de impuestos, el batacazo es aún mayor, del 61%. La empresa achacó el mal resultado a una caída de ventas debida a al frío invierno, que ha lastrado los lanzamientos primaverales, y a una caída de los márgenes, al verse obligada a vender con descuento las existencias anteriores. Las rebajas tendrán que continuar en el segundo trimestre para reducir inventarios. La empresa se desplomó más de un 5% en la Bolsa de Estocolmo, hasta niveles de 2005.

En el informe del trimestre, el consejero delegado de la empresa, Karl-Johan Persson, afirma que "el comienzo de 2018, como se anunció previamente, ha sido duro". Y enumera las razones por las que las ventas han caído un 1,7%, desde 46.985 millones de coronas suecas (4.601 millones de euros) a 46.181, con batacazos del 6% en Alemania, su primer mercado, el 10% en Francia y el 5% en Italia y Suecia.

Por un lado, el cálido otoño con el que acabó 2017 frenó las ventas de prendas de abrigo, por lo que en este primer cuarto de 2018 H&M se vio obligada a vender con descuento la colección de invierno. Las rebajas impactaron en el margen operativo, que cayó del 6,7% al 2,6%, lo que se tradujo en una caída del beneficio antes de impuestos del 61,7%, de 3.159 millones de coronas a 1.208. Por si fuera poco, en este primer trimestre tampoco la colección de primavera tuvo buena salida, esta vez por un patrón meteorológico inverso: según Persson, el "inusualmente frío invierno" en Europa ha supuesto que se resientan las ventas de las prendas de primavera.

Este "desequilibrio en el surtido" consecuencia del otoño cálido y del gélido invierno ha terminado resultando en una acumulación récord del inventario, es decir, de la mercancía sin vender. Según informó H&M, el valor del inventario se elevó un 7% en el primer trimestre, hasta los 3.426,7 millones de euros (un 17,6% de las ventas de los últimos 12 meses), lo cual obligará, reconocía la empresa, a vender de nuevo con rebajas en el segundo trimestre del año, con lo que no se espera que se recuperen los márgenes. Persson, eso sí, espera que el inventario vaya reduciéndose, en parte con las tiendas outlet Afound, donde venderá con descuento sus excedentes y prendas de otras marcas.

Los malos datos de ventas no encontraron suficiente compensación en una de las pocas buenas noticias de los resultados trimestrales. La compañía se benefició durante el primer cuarto del ejercicio de la rebaja fiscal de Donald Trump en EE UU, que tuvo un impacto positivo de 39,1 millones de euros para la empresa, que se reflejó en las cuentas como un ingreso de 10,6 millones de euros. El año pasado, ese mismo apunte le costó a H&M 74 millones.

Ante los malos resultados, la compañía sueca sufrió un serio varapalo en la Bolsa de Estocolmo, donde cayó más de un 6%, hasta 120,9 coronas (11,85 euros) por título. Es el nivel más bajo desde marzo de 2005. La acción vale hoy apenas un tercio de lo que valía en marzo de 2015, cuando marcó su máximo en 365,4 coronas. Solo este año, la caída es de casi el 30%.

"La rápida transformación del comercio de moda continúa" y 2018 será "un año de transición para H&M mientras aceleramos nuestro proceso de transformación para poder sacar provecho de las oportunidades que ofrece la rápida digitalización", afirma Persson en la nota. En este sentido, afirma que "en el primer trimestre, muchas de nuestras iniciativas en marcha están dando buenos resultados" preliminares. Concluye asegurando que la previsión sigue siendo que 2018 cerrará con mejores resultados que 2017, impulsada por crecimientos superiores al 25% en la venta online, que supuso el año pasado el 12,5% de los ingresos, y de los nuevos negocios, como las tiendas outlet Afound. Por el momento, no obstante, ninguno de los dos parámetros alcanzó esa cifra: las ventas por internet, que ofrece en 45 países –empezó con buen pie, dice la empresa, en India este mes y hace unos días en la plataforma china TMall, la más grande del mundo, propiedad de Alibaba- , mientras que las nuevas enseñas crecieron un 15%. "Tenemos una mirada a largo plazo que, junto con nuestro conocimiento y experiencia, nos permite navegar tiempos como estos", sentencia Persson.

Más información