Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seat presenta el Cupra Ateca, el primer modelo de su marca deportiva independiente

La nueva gama de la compañía, destinada a captar nuevos clientes, costará cerca de un 10% más que sus primos de Seat

seat cupra ateca
Imagen promocional del nuevo Cupra Ateca.

Coches más potentes, deportivos y con una estética más arriesgada. Así serán los modelos de la nueva marca independiente que Seat ha inaugurado este jueves. Hasta ahora, los Cupra eran versiones más deportivas de los clásicos automóviles de Seat, pero mantenían el logo y la estrategia de la firma. Con la presentación del Cupra Ateca, que entrará en el mercado a partir del tercer trimestre de este año, Seat pretende captar exclusivamente a clientes apasionados del motor pero mantener la filosofía de que se construyen coches a un precio accesible para todo el mundo: los Cupra costarán cerca de un 10% más que sus primos de Seat, mientras que los deportivos de otras marcas pueden llegar a costar el doble. El presidente de la compañía, Luca de Meo, ha asegurado que los buenos resultados financieros de los últimos años permiten a Seat apostar por este segmento de mercado, en el que prevén doblar las ventas y llegar hasta los 20.000 coches vendidos en los próximos tres años.

El lugar escogido para la presentación de la nueva marca no es casual. El circuito de carreras de Terramar, cerca de Sant Pere de Ribes (Barcelona), fue inaugurado en 1923 y está en desuso desde los años cincuenta. Seat ha elegido este escenario para destacar el carácter deportivo de Cupra, que se presenta con un logotipo propio que recuerda a los tatuajes tribales y con un diseño y unas prestaciones más propias de los coches de carreras. De hecho, la versión Cupra de Seat nació en el campeonato del mundo de rallys hace 21 años, como un acrónimo de “cup racing”. Desde entonces Seat ha presentado 17 modelos con el apellido Cupra, el último el León Cupra R, presentado el año pasado.

Los últimos ejercicios de la filial española de Volkswagen, con unos buenos resultados, han permitido a Seat lanzarse a la aventura con una nueva marca. En 2017, la firma vendió 468.400 coches, la mejor cifra desde 2001, y ha conseguido un 46% de crecimiento en los últimos cinco años. “Los resultados financieros que presentaremos a finales de marzo en Madrid confirmarán esta tendencia positiva”, ha asegurado el presidente de la empresa. Los responsables de Seat han recordado que este año ha sido el ejercicio del nuevo Ibiza y del Arona, y de la consolidación de las ventas del Ateca. Recientemente, además, la firma ha anunciado que el nuevo SUV, que presentará próximamente, se llamará Tarraco.

Interior del nuevo Cupra Ateca. ampliar foto
Interior del nuevo Cupra Ateca.

En medio de esta ola de crecimiento, Seat ha identificado una oportunidad de negocio en los clientes que quieren coches de gama alta y deportivos pero que no quieren gastar el dinero que piden otras marcas. “Es una declaración de amor hacia el motor, queremos conquistar a un grupo de clientes que no comprarían Seat normalmente”, ha explicado De Meo en la presentación. La nueva marca, pues, va dirigida a dar una experiencia de conducción propia de los coches de carreras, pero a un precio económico. “En Seat seguimos haciendo coches para todo el mundo”, ha dicho el presidente. “Hay un espacio entre lo premium y el coche del día a día”, ha añadido Wayne Griffiths, vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing.

El objetivo comercial de la nueva marca Cupra es doblar el próximo año los 10.000 coches deportivos que Seat vendió en 2017. “No estamos preocupados por los volúmenes de venta, sino que queremos crear una experiencia, una identificación con la marca”, ha afirmado De Meo. Para ello, Seat ha especializado 265 de sus concesionarios en Europa en esta nueva marca, donde se ofrecerán no solo los coches de Cupra, sino productos de merchandising como brazaletes, gafas o carteras, y accesorios para el vehículo. La conectividad y las nuevas tecnologías también son una de las claves de la nueva marca, que según Griffiths permitirán al cliente crear una experiencia de conducción y una identificación con el vehículo más completa. Además de los puntos de venta especializados, la marca Cupra estará presente en el 20% de la red de venta de Seat. La sede de la nueva marca se situará en Barcelona.

Imagen promocional del nuevo Cupra Ateca. ampliar foto
Imagen promocional del nuevo Cupra Ateca.

El primer modelo propio de Cupra será el Cupra Ateca, un SUV más dinámico, con un chasis más bajo y con más amortiguación. Con cuatro cilindros, una potencia de 300 caballos y una caja de cambios de siete velocidades, necesita 5,4 segundos para pasar de 0 a 100 kilómetros por hora. Al ser un todoterreno, puede, según el vicepresidente ejecutivo de investigación y desarrollo, Matthias Rabbe, combinar la carretera con los caminos. El carácter deportivo, además de en la potencia, se percibe en los nuevos guardabarros, en una pantalla digital en la que el cuentarrevoluciones está en el centro, y en un interior marcado por las líneas de cobre, el color de la marca.

Además del Cupra Ateca, Seat todavía tiene en el mercado las versiones deportivas del Seat León, cuya versión especial Seat León Cupra R ST también se ha presentado este jueves. Estará disponible a finales de año y será el último deportivo que se presente bajo la marca Seat. El otro modelo presentado en este acto ha sido el primer coche de competición de la nueva marca, el Cupra TCR, que competirá de manera oficial este año. Luca de Meo también ha anunciado que la nueva marca está diseñando Cupra Ibiza y Cupra Arona, y que hasta 2020 la firma pretende lanzar hasta tres nuevos modelos. En el horizonte también está desarrollar versiones eléctricas e híbridas de los deportivos. “Queremos que Cupra sea nuestro laboratorio”, ha resumido el presidente de Seat.

Imagen promocional del nuevo Cupra Ibiza. ampliar foto
Imagen promocional del nuevo Cupra Ibiza.

Más información