Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pierde su segundo laudo arbitral por el recorte de renovables

La Cámara de Estocolmo obliga a indemnizar al inversor de la empresa Novenergía

El ministro de Energía Álvaro Nadal el pasado viernes
El ministro de Energía Álvaro Nadal el pasado viernes

El Reino de España ha perdido su segundo arbitraje internacional por el recorte de las subvenciones a las renovables. La Cámara de Comercio de Estocolmo emitió el pasado jueves 15 un laudo condenatorio por haber infringido las protecciones de inversión del Tratado de la Carta de la Energía que obliga a indemnizar a Novenergía, un inversor institucional con domicilio en Luxemburgo con presencia en siete instalaciones en Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Cataluña. La condena se basa en los perjuicios causados a la entidad. El Ciadi, el tribunal de arbitraje del Banco Mundial, ya falló en contra de España en mayo.

Los tres árbitros que fallaron contra España (Johan Sidklev, como presidente; Antonio Crivellaro, designado por el demandante, y Bernardo Sepúlveda-Amor, en representación del demandado) consideran que España debe pagar por los daños, aunque no en su totalidad, ya que reclamaba 60,4 millones de euros, según avanza El Confidencial. Le imponen un desembolso de 53,3 millones de euros,según confirman fuentes del Ministerio de Energía, donde llegó la información el pasado viernes. Han manifestado que están estudiando la respuesta, para la que tienen un plazo de un mes. Su consuelo es que existen otros países (Alemania, República Checa, Polonia y Rumania) que tienen laudos similares con parecido desarrollo.

Este es el segundo laudo contrario a los intereses de España tras el dictado el pasado mayo a favor del fondo británico de infraestructuras Eiser (socio en España de Elecnor) que condenó a España al pago de 128 millones de euros por el mismo motivo de cambio del marco regulatorio frente a los más de 300 millones que reclamaba la sociedad demandante. El laudo fue dictado por  el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi),

Eiser y su filial luxemburguesa pidieron el arbitraje en diciembre de 2013 invocando el Tratado de la Carta de la Energía por el recorte de las subvenciones comprometidas para sus tres plantas fotovoltaicas (una en Extremadura y dos en Castilla-La Mancha), con una inversión comprometida de 935 millones. Una vez conocida la sentencia del Ciadi, presentaron la petición de reconocimiento del laudo ante Tribunal Federal del distrito Sur de Nueva York.

Sentencias en contra

El laudo del Ciadi declaró que España violó el artículo 10 de la citada Carta de la Energía privando de un trato justo y equitativo a Eiser, fondo ligado a ABN Amro. La sentencia se dictó por unanimidad de los tres árbitros, incluido el nombrado por el Reino de España, y fue muy contundente acerca de la ilegalidad de la transformación radical del marco regulatorio, como límite del derecho de cada Estado a regular.

La reforma dictada por el entonces ministro de Industria, José Manuel Soria, supuso la eliminación del antiguo mecanismo de primas a la producción, que fue sustituido por incentivos a la inversión, que tiene en cuenta toda la vida regulatoria de las plantas. De seguir esa misma línea en las otras 25 denuncias que hay presentadas por el recorte de las primas, la factura se elevaría a cientos de millones. Las empresas realizaron fuertes inversiones y, cuando el Gobierno cambió las reglas y recortó las subvenciones (primero a finales de 2010, con el PSOE, y luego, en 2013, con la aprobación de la reforma del sector eléctrico del Gobierno del PP), las compañías demandaron a España.

Anteriormente, las sentencias del Tribunal Supremo y del Constitucional habían avalado también los recortes aplicados por el Gobierno en esta materia en los últimos años. En enero 2016, el Tribunal Arbitral de Estocolmo también se pronunció sobre la demanda presentada por Charanne B.V. y Construction, Investments, dos sociedades vinculadas a Isolux, por los recortes al sector fotovoltaico, aunque en aquella ocasión se pronunció a favor del Reino de España.