Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ibex acaba 2017 con un alza anual del 7,4%, la primera subida en tres años

La Bolsa española ha aguantado el tirón a pesar de las incertidumbres, pero cierra el peor año entre las grandes plazas europeas

El Ibex 35, el principal selectivo de la Bolsa española, ha registrado este viernes, en la última sesión del año, una bajada del 0,49%, hasta los 10.043 puntos. El 2017 termina con una guinda roja, pero el balance anual es verde: por primera vez en tres años logró apuntarse una fuerte subida anual, del 7,4%. Ha conseguido aguantar el tirón, a pesar de las incertidumbres políticas del final del ejercicio. Pese a la subida anual, registra el peor comportamiento entre los grandes índices europeos.

Imagen de la Bolsa de Madrid con pantallas que muestran los valores del IBEX 35, principal indicador de la Bolsa española.
Imagen de la Bolsa de Madrid con pantallas que muestran los valores del IBEX 35, principal indicador de la Bolsa española. EFE

Con la subida anual del 7,4%, el Ibex se repone tras las bajadas de 2015 (-7,15%) y 2016 (-2%), pero en 2017 la Bolsa española es la que menos crece de las grandes plazas europeas: Londres acaba con el 7,63%; Fráncfort, con el 12,51%; París, con el 9,26%; y Ámsterdam, con el 12,71%.

La curva del Ibex 35 en 2017 se parece bastante al tramo final de una montaña rusa. Empezó muy abajo y escaló con pocos sobresaltos. El 12 de mayo marcó el máximo del año: 11.135 puntos. Suponía una revalorización en cinco meses del 19%. A partir de ahí, sin embargo, llegó la bajada. 10 días después ya había perdido la cota de los 11.000 puntos. Y la máxima tensión estaba por llegar.

Con el referéndum ilegal celebrado en Cataluña el 1 de octubre le sentó mal a los mercados. No se vivió una debacle al estilo del Brexit (en junio de 2016 el Ibex vivió su pero sesión de la historia con una pérdida del 12%). Pero la incertidumbre sí generó la mayor bajada desde la salida del Reino Unido de la UE. El 4 de octubre el Ibex 35 perdió también la barrera de los 10.000 puntos. Terminó el día en 9.964 enteros, con la banca (entonces catalana) y las empresas con más exposición a esa comunidad como las más castigadas. Al día siguiente, CaixaBank y Sabadell cambiaron sus sedes sociales a la Comunidad Valenciana. Y el nudo se empezó a aflojar.

La Bolsa española supo aguantar el tirón. Pese a que entre octubre y noviembre la incertidumbre política, la declaración unilateral de independencia por parte del expresidente catalán y la suspensión de la autonomía a través del artículo 155 de la Constitución hicieron que el selectivo se instalara en pequeñas sacudidas. Pero en el tramo final del año ha podido defender los 10.000 puntos.

El Banco de España, en su informe sobre el cuarto trimestre publicado el jueves ya recordó que la primera parte de octubre vino acompañada de un aumento de la volatilidad y una "evolución negativa de las cotizaciones bancarias y, especialmente, la de las entidades que tenían su sede en Cataluña". Pero señaló que "los desarrollos posteriores tendieron a normalizar parcialmente la situación".

En el caso de los mercados de deuda soberana, la calma ha marcado el año. Así, la prima de riesgo de España —que mide la distancia entre la rentabilidad de los bonos alemanes, por ser los más seguros y los españoles— termina 2017 en 112 puntos. Son tres menos que al arrancar el año. Su cota anual se marcó en enero con 150 puntos. El 4 de octubre, en plena tensión por la crisis catalana, tocó un máximo de solo 134 puntos. Lejos de los 160 del verano de 2016 y de los 650 puntos que alcanzó en 2012.

Por empresas, las vencedoras del año en el Ibex han sido compañías vinculadas con infraestructuras y viajes: Cellnex (sus acciones han subido el 57%), las aerolíneas de IAG (46%), Abertis (46%), Amadeus (41%) y Aena (33%). Entre las perdedoras destacan Técnicas Reunidas (-30%), Mediaset (-13%), Inditex (-9%) y Endesa (-5%). En total, nueve de las 35 compañías cierran el año en rojo.

Más información