Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España creará 2,5 millones de empleos en la próxima década, según Manpower

La empresa calcula que el nivel de ocupación precrisis se logrará entre 2023 y 2024

Una oficina de empleo en Madrid.
Una oficina de empleo en Madrid. EFE

España seguirá creando empleo la próxima década, aunque aflojará algo el ritmo. Entre 2017 y 2026, los cálculos de Manpower, elaborados por el catedrático de Economía Aplicada Josep Oliver, pronostican que habrá 2,5 millones de puestos de trabajo más. Esta cifra es la que está en su escenario central de previsiones. En el optimista, la predicción aumenta hasta los 3,7 millones; en el pesimista, queda en 1,8 millones.

De cumplirse la previsión que Oliver considera más “probable”, dentro de una década España tendrá 20,8 millones de empleo. Superará así el máximo marcado antes de la crisis, en 2007. Ese momento llegará entre 2023 y 2024, dos o tres años más tarde de los que calcula el Gobierno.

Debajo de estas grandes cifras, Manpower apunta que el grueso de la creación de empleo se dará en los primeros años y que luego se frenará. El aumento medio durante esta década sería del 0,8%. Pero al principio los volúmenes de crecimiento se mantendrían cercanos a los actuales, aunque ligeramente menores: 337.000 empleos más en 2018 y 324.000 en el ejercicio siguiente. Estas cifras menguarían conforme pasara el tiempo hasta quedar en 146.000 y 126.000 en 2025 y 2026, respectivamente.

“Esto no es malo”, analiza Oliver. Explica que esto será así porque a medio plazo la productividad crecerá más de lo que lo está haciendo. Él espera que haya menor correspondencia entre el crecimiento del PIB y el del mercado laboral. Ahora ambos casi van a la misma velocidad lo que se traduce en que la productividad casi no crece, y eso acaba por lastrar la competitividad de las empresas.

Los pronósticos de Manpower también se desglosan por territorios, por sectores y por edades. En el primer caso, los que tendrán un mayor aumento de empleo se centran en la costa mediterránea: Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares tendrán un aumento del empleo que supera con claridad la media española, un 1,62% frente al 1,32%. Algo por detrás aparecen Canarias (1,58%), Andalucía (1,37%) y Cataluña (1,35%).

Por debajo aparecerían el resto de zonas de España. Agrupadas en un bloque las comunidades del noreste (Aragón, La Rioja, Navarra y el País Vasco) verían como su mercado laboral crece un 1,22%. Tras ellas, aparecen la zona centro (las dos Castillas y Extremadura), con un 1,18%. Después es el turno de Madrid (+1,16%). Cierra los pronósticos el bloque noroeste (Galicia, Asturias y Cantabria), con el dato más átono: +1,09.

Por ramas de actividad, donde más aumentaría la ocupación sería en la sanidad, las manufacturas, el comercio y los servicios a las empresas. El aumento de las cuatro sumadas alcanzaría al final del periodo 1,2 millones empleos, lo que supone casi el 50% del total de incremento previsto.

Una de las conclusiones que más preocupan a Oliver es la deriva demográfica española. Esta se traducirá en un envejecimiento notable de la población ocupada. Los mayores de 50 años serán los grandes beneficiados del aumento de empleo (2,4 millones de empleos más); en cambio, quienes el número de quienes tienen trabajo entre 30 y 39 años bajará 579.000 personas.