Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solo una de cada 10 compraventas es de vivienda nueva

El número de transacciones crecerá un 20% en 2017, según la tasadora Euroval

Solo una de cada 10 compraventas es de vivienda nueva

La compraventa de vivienda crecerá en torno a un 20% en 2017, por encima del alza del 14% y el 10% registrada en los dos años anteriores. Y lo hará gracias a la segunda mano, ya que solo una de cada 10 operaciones se realiza sobre obra nueva, lo que explica “la lenta reducción del stock de vivienda nueva y la falta de promoción”. Son algunas de las conclusiones del informe de coyuntura inmobiliaria de Euroval relativas al primer semestre de este año.

Este aumento de las compraventas no se da por igual en todas las regiones, donde la recuperación del mercado inmobiliario avanza a distintos ritmos. Así, Andalucía, Cataluña, Madrid y Valencia representan el 65% del total de transacciones realizadas en España. Solo Andalucía concentra el 18% del total. Donde menos transacciones se cierran es en La Rioja, con menos de un 1%, seguido de Cantabria, Extremadura, Asturias y Murcia, con menos de un 2%. La comunidad donde más transacciones se hacen en función de su población es Madrid, con 81 operaciones por cada 1.000 habitantes; seguida de Valencia, con 72 y Cataluña, con 69. En cambio, la comunidad donde menos es Asturias, con casi dos transacciones por cada 1.000 habitantes; seguida de Baleares, con dos y Navarra, con tres.

Según el informe de Euroval, el precio de vivienda por metro cuadrado en capitales de provincia se estabiliza con una leve reducción tanto de los máximos como de los mínimos. Los precios máximos se reducen un 4% en comparación con 2016, situándose en torno a 2.765 euros por metro cuadrado, e igual ocurre con los mínimos, que están en los 568 euros por metro cuadrado, un 5% menos que el año pasado. De hecho, en 23 capitales se reducen tanto los precios mínimos como máximos, como Santander, A Coruña o Cádiz. Tan solo siete capitales, entre las que están San Sebastián, Gerona o Granada, registran un aumento.

Con respecto a los alquileres, el informe señala que los alquileres más caros (los que cuestan más de 7.000 euros al año) se encuentran en las provincias de Baleares, Barcelona, Guipúzcoa, Madrid, Málaga y Vizcaya. Los que rondan entre 5.600 y 7.000 euros anuales están en Alicante, Cádiz, Cantabria, Girona, Granada, Huelva, Las Palmas, La Rioja, Navarra, Salamanca, Sevilla, Tarragona, Tenerife, Valencia, Valladolid y Zaragoza.