Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía colaborativa para viajar

La firma nacida en Burdeos se abre camino en España ante el fuerte crecimiento del turismo en caravanas

La empresa tiene su sede en Burdeos y lleva seis años trabajando con autocaravanas.
La empresa tiene su sede en Burdeos y lleva seis años trabajando con autocaravanas. Fotolia

En el verano de 2011, Benoît Panel, uno de los fundadores de Yescapa, se planteó recorrer el Reino Unido con su familia en una autocaravana. Los desorbitados precios del alquiler de este tipo de vehículos frenaron la idea. Un contratiempo del que surgió el lanzamiento en 2012, de Je Loue Mon Camping (del francés, Yo alquilo mi autocaravana), una página web que ofrece el alquiler de autocaravanas y furgonetas camper entre particulares, durante el tiempo que sus dueños no las usan, con el reto de conseguir precios más económicos, y para la que contó con la colaboración de su socio Adrien Pinson.

Después de seis años de su puesta en marcha, la empresa, con sede social en la ciudad de Burdeos, cuenta con una plantilla de 30 empleados, la mayoría de ellos en Francia. Prácticamente consolidada en el país galo, con una facturación de más de seis millones de euros, en lo que va de año, suma más de 140.000 viajeros y una cartera de clientes de 3.700, propietarios de autocaravanas y furgonetas tipo camper. De este servicio de intermediación, Yescapa recibe un 12% del total de la reserva. “El servicio es gratis para el propietario. Estos gastos van a cargo del viajero que es el que se beneficia del seguimiento en el proceso de reserva, del contrato del alquiler, del seguro y de apoyo logístico”, explica Cristina Ventosa, Manager General de la empresa en España

Nacida como una empresa de economía colaborativa, desde sus inicios varios grupos empresariales franceses apostaran por su modelo de negocio, invirtiendo en ella en sucesivas rondas de financiación. En la primera, en 2015, que supuso una inyección de unos 500.000 euros, tuvo a los fundadores de la sociedad Bla Bla Bla Car, como parte protagonista. “Lo hicieron a nivel personal, no como empresa, y supuso no solo ayuda económica, también orientación y asesoramiento, sobre todo, en cuanto a desarrollo internacional”, apunta Cristina.

Hace poco más de un año, la aseguradora francesa MAIF Avenir, contribuyó con 3.000.000 de euros, a través de un fondo de inversión dedicado a plataformas colaborativas que creó en 2015, y que ha contribuido a reforzar la expansión la sociedad y a fomentar la innovación de Yescapa. Paralelamente, firmaban un acuerdo por el que MAIF se convertía en la aseguradora de sus usuarios franceses.

Esta evolución positiva les llevó a seguir ruta por otros países. España fue el siguiente destino, donde llegaron en abril de 2015. Después de estos casi tres años, cuentan con una cartera de 550 clientes, una comunidad de viajeros de más de 22.000 y una facturación de más de 1.200.000 euros, (de enero a octubre de este año), con un montante de 1.797 viajes. Una situación que según Cristina, “evolucionará en positivo. Para el 2018 nuestras previsiones en España se acercan a un crecimiento de más del 60% en facturación, dentro del conjunto global donde esperamos una subida del 50%”.

Otros mercados

Ante estas cifras, Yescapa ha pisado el acelerador y ha dado el salto a otros mercados en Europa. En 2016 llegó a Alemania, país con una gran tradición en el caravaning, y en el verano de este año al Reino Unido, donde el flujo de viajeros es muy grande, pero donde la empresa todavía está en fase de implantación y desarrollo. El siguiente punto del mapa, según Cristina “será Italia. Un mercado desde donde nos llegan muchas peticiones y que es casi seguro será nuestra siguiente apuesta”.

Y esta conversión en multinacional, provocó la búsqueda de un nuevo nombre que sirviera en todos los mercados. “Traducir el nombre en francés al resto de los idiomas no era operativo. Así que Yescapa surgió de la combinación de yes (en inglés, sí) y scapa (escapar en castellano, scape en inglés…). Un nombre que habla en positivo”, explica Cristina.

Ante esta nueva actividad de alquiler de caravanas y furgonetas entre particulares, hace algo más de un año ASEICAR (Asociación Española de la Industria y el Comercio del Caravaning) publicaba un artículo en su página web, en el que contaba como este tipo de alquiler podía suponer una desprotección ante un siniestro o si se reclamaba asistencia en carretera. Según la Asociación, al haber un contrato de alquiler con ánimo de lucro, la aseguradora del propietario podría dejar sin cobertura a los arrendatarios, independientemente de que el conductor tuviera más de 25 años y con carnet de conducir hace más de tres, dos condiciones imprescindibles para acceder al alquiler de este tipo de vehículos.

Una situación que desde Yescapa confirman que está solucionado, aquí y en cualquier país donde se traslade el vehículo. “Desde siempre hemos establecido acuerdos con compañías aseguradoras nacionales. En Francia estamos con MAIF Avenir y al llegar a España, lo hicimos primero con Axa, pero solo ofrecía una cobertura a terceros. En marzo de este año, hemos firmado un acuerdo con la aseguradora Lagun Aro y el contrato ya es a todo riesgo. Las coberturas alcanzan tanto el siniestro como la asistencia en carretera y por supuesto, el daño ocasionado en el vehículo, tampoco afecta a la pérdida del posible bonus que el propietario tuviera en su compañía. Se trata de un seguro con franquicia (1.500 euros, para cualquier tipo de vehículo), para 2 conductores y los ocupantes, y con un coste de unos 13 euros al día por vehículo”, argumenta Cristina.

Una situación que aumenta las perspectivas de expansión de la empresa, en un sector que crece con rapidez en España no solo por la libertad de movimiento que ofrece, sino también porque ofrece una alternativa al turismo tradicional. Madrid, Cataluña y País Vasco son las comunidades con más usuarios, en ambas vertientes, que pueden acceder al servicio a través de la web, por teléfono y, desde principios de este año, con una aplicación para móvil, desde la que se puede consultar la oferta de vehículos, obtener un presupuesto o contactar con el propietario.

Cómo funciona

Inscripción. La participación en la plataforma es gratuita.

Publicación. El propietario fija los precios de alquiler y puede modificar en todo momento los parámetros del anuncio (precios, disponibilidad, preferencias, equipamientos).

Solicitud. Una vez que el anuncio está publicado, los arrendatarios pueden enviar sus solicitudes de alquiler. Estas solicitudes se te envían por email y por SMS. Si la operación prospera se pide al arrendatario que confirme y pague a través de la web.

Alquiler. El día de la salida se debe rellenar la ficha del estado del vehículo con el arrendatario y firmar el contrato de alquiler. Una vez se realiza la salida, automáticamentese se recibe la remuneración.