Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué zumos quieren los ‘millenials’

El grupo murciano AMC desarrolla y fabrica las bebidas de fruta del futuro para 70 cadenas de distribución

Laboratorio de pruebas de la firma.
Laboratorio de pruebas de la firma.

Las bebidas de fruta del futuro se investigan en Espinardo (Murcia). Lo hace AMC Innova, el centro de I+D de la multinacional murciana AMC Group, que facturó 1.142 millones de euros en 2016 con la producción y venta de frutas, flores y zumos frescos en más de 150 países. El grupo posee centros de investigación, huertos y fábricas en los cinco continentes, y afirma tener el 46% del mercado europeo de zumos y bebidas funcionales naturales refrigeradas de marca blanca. Gran parte de los zumos, los smoothies (fruta con leche) y otras bebidas frescas de Mark&Spencer, Sainsbury’s, El Corte Inglés, Albert Heijn, Lidl y de hasta setenta grupos de distribución europeos son de AMC Group.

AMC Innova tiene 150 investigadores que utilizan herramientas big data (análisis de grandes volúmenes de datos) para detectar “las preferencias racionales y emocionales de los nuevos consumidores. Queremos hacer bebidas innovadoras, saludables, y con funcionalidades testadas en laboratorio para los millenials, los veggies (amantes de las verduras) o los foodies (amantes de la comida y sus nutrientes). Cada año lanzamos más de 400 nuevos productos al mercado, casi dos tercios de la innovación europea en este campo”, explica Antonio Muñoz Beraza, consejero delegado de AMC Group y de ACM Juices Holding, y copropietario, junto con su hermano Álvaro, del grupo empresarial.

“Para triunfar, la marca blanca debe abaratar los productos de las marcas de los fabricantes, añadir valor (lo relativo a la salud es moda en alimentación), y tener un envase bonito. Estas condiciones se logran con la innovación, y son indispensables para que el consumidor sienta que ha hecho una compra inteligente”, explica Ana Rumschisky, profesora de Marketing de IE Business School.

El laboratorio de zumos de AMC tiene 18 líneas de investigación en programas nacionales y europeos, y patentes mundiales en ingredientes naturales funcionales (con beneficios para la salud). La investigación ha catapultado a la empresa a mercados de todo el mundo. AMC tiene su origen en un huerto familiar murciano casi centenario, empezó a hacer zumos en los años sesenta, y el encargo de hacer especialidades específicas para Mark & Spencer en 2001 abrió el camino de elaborar productos de marca blanca a medida de cada cliente.

Crecimiento constante

“Empezamos con la división de AMC Juices en 2001, desde entonces crecemos a una tasa superior al 20% acumulativo, creando más de 800 puestos de trabajo en la crisis, y aportando 410 millones de euros a las ventas del grupo en 2016. En los últimos años hemos entrado con fuerza en los mercados asiáticos, de donde esperamos venga gran parte del crecimiento”, explica Antonio Muñoz Beraza, que ha abierto oficinas técnicas y comerciales en Japón, Vietnam, Corea y China.

La división de zumos realiza más de 1.500 tipos de productos frescos de marca blanca de alto valor añadido al año, y ha creado varias líneas de productos premium de marca propia. Denomina a una de ellas, por ejemplo, bebidas de belleza, porque “son zumos enriquecidos con colágeno, ácido hialurónico e ingredientes funcionales, algunos avalados por 15 años de investigación del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Tienen gran éxito en Asia”, explica María García, directora de AMC Innova.

La investigación también es el motor del crecimiento de AMC Fresh, la división encargada de la producción, envasado y venta de frutas y flores, que realiza casi el 65% de los ingresos del grupo. El grupo investiga en la mejora e hibridación de semillas de frutas, y tiene campos de experimentación en España, Estados Unidos, Israel, Sudáfrica, Chile, Perú, Canadá, Australia, India, China, Colombia, Kenia y Ghana. Hay que probar las simientes mejoradas y sus cruces en el mismo tipo de terreno y con la climatología donde se plantarán.

El grueso del negocio de AMC Fresh son las frutas frescas patentadas, que produce en 3.650 hectáreas propias, y con la colaboración de más de 3.000 cultivadores de todo el mundo. La empresa tiene centros de producción y envasado propios en España, Sudáfrica, California, Chile y Perú, con lo que puede ofrecer un amplio abanico de productos frescos durante todo el año y en todo el mundo.

El Informe anual 2016 de la Industria Alimentaria en España de Alimarket sitúa a AMC Group en tercer lugar por cifra de negocio exterior, tras Eurofoods y Campofrío, y en noveno por facturación, por delante de Danone España. La expansión internacional de AMC es un caso de estudio en la escuela de negocios de la universidad de Stanford, mientras que su homónima de Harvard estudia la empresa como ejemplo de innovación mundial.

No todo ha ido rodado, AMC es una empresa familiar, y ha debido superar desavenencias familiares por la inversión realizada por el entonces presidente de AMC, Antonio Muñoz, en la inmobiliaria Polaris World. El megalómano proyecto apoyado por la antigua CAM de un complejo alojado en un secarral, el Condado de Alhama, terminó siendo heredado por el Sareb. Los hijos de Antonio Muñoz han quedado como únicos dueños.