Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CEOE apoya “las acciones necesarias” para cumplir la legalidad en Cataluña

Clamor de los empresarios para pronunciarse con una respuesta contundente contra el "referéndum ilegal"

Los presidentes de las patronales CEOE, Joan Rosell, y de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà.
Los presidentes de las patronales CEOE, Joan Rosell, y de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà.

Los empresarios reaccionaron este miércoles con firmeza ante la cercanía del referéndum del 1-O. La Junta Directiva de la Confederación Española de la patronal CEOE, que celebró por la mañana una reunión centrada en la situación catalana, fue un clamor prácticamente unánime a favor de sacar un comunicado contundente en el que se reflejara la posición empresarial y que Cataluña forma parte de España. Tras romper el hilo los representantes de Andalucía, hubo más de 25 intervenciones, que fueron de las más cautas de los vicepresidentes a las más duras, que subrayaron la equidistancia que ha guardado la patronal (“llevamos mucho tiempo callados”, se escuchó en la sala).

Ante eso, el escueto comunicado de tres puntos, que hubo de consensuarse, refleja la “profunda preocupación por la situación creada por la convocatoria del referéndum ilegal en Cataluña y su impacto en la confianza del mundo empresarial e inversor en Cataluña y en España”.

Los empresarios apoyan “todas las acciones que se consideren necesarias llevar a cabo con el objetivo de hacer cumplir la legalidad vigente”. Asimismo, destacan que “siempre estamos con la legalidad y por el cumplimiento estricto de las leyes y la Constitución Española, así como la legislación internacional, especialmente de la UE, que son las mejores garantías de la seguridad jurídica imprescindible para la competitividad de nuestras empresas”.

El tercer punto, que fue el que más controversia originó y en el que se refleja la mano de los representantes catalanes, plantea una urgente solución política: “Existe un problema político de gran envergadura que debe afrontarse con la mayor urgencia posible y sentido constructivo para que no afecte a la convivencia social y prosperidad económica. La no resolución afectaría negativamente a todos los ámbitos”. Es el mensaje del documento difundido por la patronal catalana, Foment del Treball, en julio en el que calificaba el referéndum como “un golpe de Estado contra el derecho nacional e internacional”.

Precisamente, su presidente, Joaquim Gay de Montellá, hizo balance de la situación y recordó que, además de las grandes empresas y las multinacionales, claramente en contra del proceso, existe un tejido de pyemes en el que existe mucha penetración secesionista que deben tener en cuenta.