Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Royal Bank of Scotland gana 1.039 millones hasta junio, su primer beneficio semestral desde 2014

La entidad planea trasladar su filial de inversiones a Ámsterdam tras el 'Brexit'

Logotipo del Royal Bank of Scotland (RBS) en su sede de Londres. Ampliar foto
Logotipo del Royal Bank of Scotland (RBS) en su sede de Londres. EFE

El Royal Bank of Scotland (RBS), entidad controlada en un 72,6% por el Gobierno británico, obtuvo un beneficio neto atribuido de 939 millones de libras esterlinas (1.039 millones de euros) en el primer semestre de 2017, frente a las pérdidas de 2.045 millones de libras (2.262,5 millones de euros) en el mismo periodo del año anterior, logrando así su primer resultado positivo en tres años.

El resultado de la entidad, que tuvo que ser rescatada en 2008, refleja los esfuerzos para reducir los costes de explotación del banco, que entre enero y junio bajaron un 18,6%, hasta los 4.852 millones de libras (5.368 millones de euros). Si bien, en la primera mitad del año incrementó sus costes de reestructuración un 25,4% y utilizó hasta 396 millones de libras (438 millones de euros) para hacer frente a costes por litigios y mala conducta.

RBS informó, a través de un comunicado dirigido a la Bolsa de Valores de Londres, que tiene planes de trasladar a Ámsterdam su filial de inversiones una vez se haga efectivo el Brexit. La entidad asegura estar en conversaciones con el banco central holandés para trasladar su principal división de banca de inversión, NatWest Markets, a los Países Bajos tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Según informó, esta unidad cuenta con "muy poco personal" pero que prevé contratar una plantilla de alrededor de 150 trabajadores y apuntó a que el coste de llevar a cabo esta operación de traslado podría ascender a "decenas de millones".

La cifra de negocio del banco escocés alcanzó en los seis primeros meses de 2017 un total de 6.919 millones de libras (7.655 millones de euros), un incremento interanual del 14%, incluyendo un crecimiento del 3,2% de los ingresos por intereses netos, hasta 4.472 millones de libras (4.947,6 millones de euros).

Los depósitos del banco alcanzaron los 38.965 millones de libras (43.109 millones de euros), frente a los 33.317 millones de libras con los que contaba a 31 de diciembre de 2016. Los depósitos de los clientes, por su parte, se situaban hasta junio en 359.882 millones de libras (398.160 millones de euros), mientras que a cierre del ejercicio precedente eran de 353.872 millones de libras (391.505 millones de euros).

El consejero delegado de RBS, Ross McEwan, celebró el actual balance financiero y destacó que "el camino hacia los beneficios sostenidos es cada vez más claro y está cada vez más cerca", al tiempo que indicó que RBS "ha resuelto algunos de los asuntos más significativos a los que se enfrentó en el pasado".

Más información