Gobierno y sindicatos critican a Iberia por las pruebas a embarazadas

La aerolínea, que dice que nunca dejó contratar a una mujer por su estado, retira los tests después de ser sancionada por discriminación por el Gobierno balear

Dos aviones de Iberia en tierra
Dos aviones de Iberia en tierraJaime Villanueva
Más información
Airline Iberia fined for requesting pregnancy test for cabin crew jobs

Gobierno, sindicatos, Instituto de la Mujer... Todos participaron en el chaparrón de críticas que cayó a Iberia por trato discriminatorio. Después de que el Gobierno balear multara a la empresa con 25.000 euros por las pruebas de embarazo a las que sometía a las aspirantes a auxiliares de vuelo, la polémica continuó el lunes.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, expresó su “máximo rechazo” a unas pruebas que Iberia ya ha anunciado que va a dejar de realizar. “La maternidad no puede ser un obstáculo para el acceso a un puesto de trabajo”, dijo la ministra.

Los dos grandes sindicatos apuntaron en la misma dirección. El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, consideró “insuficiente” la actuación de la Inspección de Trabajo. “Sabemos que se producen discriminaciones de género absolutamente inaceptables a diario. Pero una vez que se ve con tanta nitidez, como en este caso, es necesaria una actuación más incisiva”, reclamó Álvarez. A su lado, el nuevo líder de CC OO, Unai Sordo, suscribía sus palabras. Y llamó la atención sobre el hecho de que esta discriminación se produjera en una gran empresa como Iberia. “Si esto se da en una compañía así, qué ocurrirá en las pequeñas y medidas”, advirtió el sindicalista vasco.

La empresa responde

Iberia reaccionó a la polémica con una nota en la que aseguró que nunca dejó de contratar a ninguna mujer por estar embarazada; y que estos exámenes se hacían tan solo para garantizar que las candidatas no corrieran ningún riesgo. Pese a ello, la empresa anunció que abandona estas pruebas a las aspirantes a empleadas.

La aerolínea insiste en que estas pruebas, realizadas por la empresa de selección de personal Randstad, nunca impidieron que una mujer “que cumpliera los requisitos exigido para el puesto” entrara en plantilla. Como ejemplo, Iberia destaca que de las seis mujeres embarazadas que optaron en 2016 a un puesto en actividades de handling, cinco fueron contratadas. Esta última, asegura Iberia, no cumplía con “los requisitos mínimos para el puesto”, ya que no aprobó el examen de conducción en pista.

El problema es que esta prueba se hacía antes de que las aspirantes pasaran a formar parte de la plantilla, por lo que cabía la posibilidad de que su estado pesara a la hora de decidir si contratarlas o no.

La compañía asegura que las pruebas se hacían en respeto a los protocolos de protección a las mujeres embarazadas en plantilla con la intención de no asignarles tareas “que pudieran poner en riesgo su salud o la del feto”. Pese a estas explicaciones, la empresa ha decidido dejar de hacer estas pruebas. “Teniendo en cuenta la sensibilidad que genera el actual protocolo, dejaremos de incluir la prueba de embarazo en el reconocimiento médico de ingreso”, asegura la gerente de prevención laboral de la empresa, María Teresa García Menéndez.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS