Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álvaro Nadal abre nuevas vías de colaboración con Argelia en energía

El ministro de Energía respalda la ampliación de los contratos entre Cepsa y Sonatrach

De izquierda a derecha, Pedro Miró, consejero delegado de Cepsa, Mustapha Guitoni, Ministro argelino de Energía, Álvaro Nadal, Ministro español de Energía y Abdelmoumen Ould Kaddour, presidente de Sonatrach
De izquierda a derecha, Pedro Miró, consejero delegado de Cepsa, Mustapha Guitoni, Ministro argelino de Energía, Álvaro Nadal, Ministro español de Energía y Abdelmoumen Ould Kaddour, presidente de Sonatrach EFE

El ministro de Energía, Álvaro Nadal Belda, ha aprovechado su asistencia en Argel al acto del 30 aniversario de presencia de la compañía Cepsa en Argelia para estrechar lazos con el nuevo ministro del ramo argelino, Mustapha Guitoni, y abrir nuevas vías de colaboración, centradas especialmente en el sector de la energía. Este encuentro viene precedido por la visita que el anterior titular de la cartera argelina y hoy presidente de la empresa estatal Sonagas, Noureddini Boutique, realizó en mayo a Nadal en Madrid.

Los dos ministros resaltaron, en breves intervenciones, "las execlentes relsciones" entre los dos países y su voluntad de seguir colaborando. Para Nadal, esa cooperación es "fundamental para definir la carta de la energía". Guitoni, por su parte, destacó "la relación bilateral privilegiada" y la confianza en Cepsa, de la que afirmó que es " un partenaire seguro y fiable".

La visita de Nadal a Argelia se produce tras la profunda remodelación del Gobierno del pasado de mayo por el presidente del país, Abdelaziz Buteflika, que afectó especialmente a los departamentos de energía e industria. En paralelo, en Sonatrach fue sustituido Amine Mazouzi por el actual Ould Kaddour.

La principal relación entre España y Argelia se concreta en Mezgas, la entidad que controla el gasoducto que conecta por dos ramales con España y en la que Cepsa posee el 42% de paeticipación. Además, Gas Natural tiene un 15%, mientras Sonatrach ostenta el 43%. Este proyecto, que ha sufrido altibajos, es de vital importancia para España y, por extensión, para Europa, ya que es una de las puertas de entrada del gas argelino al continente. España, a su vez, es el principal cliente del gas argelino.

Además, Cepsa desarrolla con Sonatrach cinco acuerdos en petróleo y gas. Precisamente, la compañía ahora controlada por el Emirato de Abu Dabi a través de IPIC ha alcanzado un principio de acuerdo con las autoridades argelinas para ampliar dos de ellos, los yacimientos de Ourhoud y RKF. El primero de ellos supone aumentar la relación contractual al menos 10 años hasta 2029. El de RKF, de menor entidad y situado también al este del país, se amplía 25 años hasta 2041ya que venció el año pasado.

Pese a las buenas relaciones existentes actualmente que los dos países tratan de cuidar, entre los años 2007 y 2010 se vivieron momentos tensos motivados por desacuerdos entre Sonatrach, Repsol y Gas Natural por el proyecto gasista de Gassi Touil. Posteriormente hubo una disputa en los precios de suministro en la renegociación de los contratos entre Sonatrach y Gas Natural. Ambas batallas acabaron en arbitrajes internacionales.

Esas tensiones obligaron a viajar de urgencia a Argel al entonces ministro de Industria español, Miguel Sebastián, acompañado por el que era presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró. El intento de scuerdo amistoso acabó en fracaso. El arbitraje obligo a Gas Natural a pagar un mayor precio por el gas. Asimismo, Sonatrach entró en el capital de Gas Natural, donde permanece con un 4%.