Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto de las familias crece un 2,6% y sube sobre todo en telefonía y restaurantes

El 20% de hogares que menos consume destina un 60% de su presupuesto a vivienda y alimentación, muy por encima del 37% que destina el 20% con mayor capacidad adquisitiva, según el INE

Una mujer en un mercado de Madrid.
Una mujer en un mercado de Madrid. EFE

La recuperación se nota también en el consumo. El gasto medio por hogar experimentó en 2016 el mayor aumento registrado desde el inicio de la crisis, esto es, el año 2007. Este desembolso se disparó el año pasado un 2,6% hasta los 28.200 euros al año, según la Encuesta de Presupuestos Familiares que publica este martes el INE. 

Respecto a los ingresos después de impuestos, según el INE todavía el 60,97% de los hogares obtiene rentas por debajo de los 2.000 euros al mes, una cifra que delata los bajos ingresos de España en relación a sus pares europeos. Por segmentos, el 22,79% de los hogares presentó una renta menor de los 1.000 euros al mes. El 38,18% de las familias ganó entre 1.000 y menos de 2.000 euros mensuales. El 23,39% tuvo ingresos mensuales entre 2.000 y menos de 3.000 euros. El 12,72% declaró rentas entre 3.000 y 4.999 euros, y el 2,92% por encima de los 5.000 euros.

Más consumo

Incluso con esa radiografía de las rentas, la recuperación económica se va reflejando en el consumo de los hogares. Por persona, el gasto medio se incrementó un 3% alcanzando los 11.132 euros. El gasto del conjunto de los hogares residentes en España también engordó un 3% para tocar los 520.119 millones de euros. Estos datos no son comparables con los años anteriores porque se están revisando las series.

La partida en la que más ha aumentado el gasto de las familias ha sido la de comunicaciones, que se elevó un 11,4% sobre todo por la rúbrica de telefonía, que subió un 10,3%, en parte porque los hogares con ingresos bajos tienen que destinar una proporción mayor de su dinero a telefonía y dispositivos móviles. Le sigue el apartado de muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar, que se anotó un incremento del 10,1% después de unos años de crisis en los que sufrió mucho esta partida. Otros bienes y servicios subieron un 9%, impulsados por el capítulo de cuidado personal y seguros.

El capítulo de restaurantes y hoteles experimentó un alza del 7,1%, otro sector muy favorecido por la recuperación y que, además, en términos de cantidades representa el mayor aumento. En cuanto se ha notado la recuperación, las familias han destinado más a bienes superiores que no son de primera necesidad y que fueron más prescindibles durante la recesión. 

Menos gasto en enseñanza

Por el contrario, el gasto medio por hogar descendió un 2,1% en enseñanza y un 0,5% en sanidad. Estas dos últimas rúbricas están muy condicionadas por el hecho de que son gratuitas en el sector público. Y eso explica que se dedique menos dinero a estos capítulos, 289 y 932 euros anuales respectivamente, que en restaurantes y hoteles, 2.231 euros al año. O en ocio y cultura: 1.725 euros. El desembolso en alimentación y vivienda también retrocedió, aunque muy levemente: un 0,1% cada uno.

Por distribución del gasto, la mayor partida para las familias es la de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, que se llevó de media unos 8.706 euros, el 31% del presupuesto del hogar según el INE. A continuación, figura el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas, al que las familias destinaron de media 4.123 euros, el 14% de sus desembolsos. Y el transporte acaparó un gasto medio de 3.264 euros, el 11,6% del total.

En los hogares cuyo sustentador principal estaba ocupado, el gasto es un 13% superior a la media. En aquellas familias en las que el cabeza de familia estaba desempleado, el gasto se sitúo un 37,8% por debajo. “Cabe destacar que es la primera vez, desde 2007, que el gasto medio de los hogares crece respecto del año anterior para todas las categorías”, subraya la nota del INE.

La vivienda, el mayor gasto de las rentas bajas

El 20% de los hogares con menos gasto dedica un 60% de sus cuentas a vivienda, agua, electricidad, gas, otros combustibles, alimentos y bebidas no alcohólicas. En cambio, el 20% que más gasta solo destina el 37,4% a estas partidas. Además, este grupo emplea mucho más en transporte, un 15,3%, y restaurantes y hoteles, un 11,6%, frente al 7,1% y el 5,5% que desembolsan, respectivamente, las familias con menos gasto. En esta misma línea, los hogares más pudientes consume un 6,8% de sus alcancías para ocio y cultura, muy por encima del 3% que gastan de su presupuesto las familias con menor capacidad adquisitiva, de acuerdo con las estadísticas del INE.

Por regiones, País Vasco, Madrid, Navarra, Baleares y Cataluña, por ese orden, fueron las comunidades con mayor gasto medio por persona. En el lado contrario, Canarias, Extremadura, Melilla, Ceuta, Castilla-La Mancha y Andalucía fueron, en ese orden, las regiones con menor desembolso medio.