Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal de la estiba rechaza la oferta de los sindicatos por “ilegal”

Anesco no vota la propuesta de los trabajadores tras analizarla jurídicamente

Cuatro grúas paradas en uno de los muelles del puerto de Las Palmas durante la huelga de esta semana
Cuatro grúas paradas en uno de los muelles del puerto de Las Palmas durante la huelga de esta semana EFE

La patronal de la estiba, Anesco, ni siquiera tomó ayer en consideración la propuesta de los sindicatos para acabar con el conflicto y las huelgas en los puertos. En principio, la asamblea de la organización de empresas estibadoras iba a votar la oferta de los trabajadores portuarios, pero finalmente no lo hizo. ¿Por qué? “El informe jurídico preparado por el despacho [jurídico] Garrigues advierte sobre posibles infracciones de las leyes de la competencia y del decreto 8/2017 [el de la estiba]”, justifica el comunicado emitido por la patronal.

El texto expone los tres puntos que no serían legales. El primero es el de reducir un 5% las retribuciones a las empresas que abandonen la sociedades de gestión de estibadores (SAGEP). También rechazan la creación de un comité de coordinación entre las SAGEP, la Coordinadora (sindicato abrumadoramente mayoritario en el sector) y las empresas “para la regulación de las actividades formativas, prácticas, subrogación y contratación”. Y, por último, también ven irregular que sean las SAGEP y la Coordinadora quien se atribuya en exclusiva la selección y contratación del personal. Anesco también apunta que el próximo martes enviará su oferta a los sindicatos.

Esta semana el conflicto entre estibadores y empresas subió un peldaño con la huelga de dos días, que provocó el desvío de 34 buques fuera de los puertos del Estado. Si no se llega a un pacto pronto, el problema continuará en las próximas jornadas. El pasado jueves las organizaciones de trabajadores presentaron ante la autoridad laboral otras cuatro jornadas de paros parciales, de 48 horas cada una. Los nuevos paros serán, en concreto, del 26 al 28 de junio, del 29 de junio al 1 de julio, del 3 al 5 de julio y del 6 al 8 de julio.

Esta situación llevó al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, a pedir a los sindicatos que reflexionaran el mismo jueves: "Pido a los sindicatos que desconvoquen la huelga y con ello pongan fin a la sangría de desvíos definitivos de barcos que se está produciendo, para evitar así un daño irreparable para la economía del país, el tejido productivo y para el mantenimiento de los puestos de trabajo".