Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los peritos ratifican las irregularidades de las cuentas de Bankia de 2011

Se cumplen cinco años de la llegada de Goirigolzarri a la presidencia de la entidad y casi un lustro desde el inicio de la investigación judicial

Una operaria limpia el logo de Bankia.
Una operaria limpia el logo de Bankia. EFE

Este martes día 9 se cumplen cinco años de la llegada de José Ignacio Goirigolzarri a la presidencia de Bankia, tras su nacionalización. En este periodo el banco ha duplicado el nivel de solvencia que tenía cuando recibió las ayudas del Estado gracias a los resultados obtenidos cada ejercicio. Y el 4 de julio próximo también será el primer quinquenio desde que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, admitió a trámite la querella de UPyD tras un informe de la Fiscalía Anticorrupción contra los expresidentes Rodrigo Rato y José Luis Olivas, y la anterior cúpula de Bankia.

Pese al tiempo pasado, todavía sigue sin cerrarse la instrucción previa al juicio oral del caso Bankia, de la que han derivado varias piezas separadas, como fueron las tarjetas black.

En ese proceso, ayer se conoció otro capítulo: los peritos judiciales del caso Bankia, Antonio Busquets y Víctor Noguera, han ratificado la existencia de irregularidades en las cuentas de Bankia en salida a Bolsa de 2011 al “no reflejar la imagen fiel” y “no cumplir la normativa de aplicación”, informa Efe. Los peritos se apoyan en los correos del inspector José Antonio Casaus a sus superiores, críticos con el estado y la viabilidad del grupo BFA-Bankia. Busquets que la institución “no incluyó información sensible” y rebate el contenido de los contraperitajes realizados por expertos de las defensas y pide que se investigue a la auditora Deloitte.

Niegan la "inesperada recesión"

Sobre la reformulación de las cuentas en 2011, niega que esta se produjese por los efectos de una "inesperada recesión", como achacaron algunos de los entonces integrantes del equipo de supervisión del Banco de España ahora investigados, y apunta como verdadero motivo a la llegada
del nuevo equipo del presidente José Ignacio Goirigolzarri y la existencia de pérdidas sin justificar.

"Al menos hasta el 4 de mayo de 2012 toda la información que Bankia vertió al mercado presentaba una situación favorable", destaca el perito, que relata cómo "tan sólo 11 días después" la situación derivó en "enormes pérdidas".

Entre otras operaciones cuestionadas, el informe señala los supuestos "intereses minoritarios de Bancaja Inversiones", un asunto al que consideran de "importancia capital" dado su elevado impacto en los resultados, cifrados en 900 y 1.200 millones de euros.

En su opinión, este hecho "hace falsas todas las cuentas de BFA individuales y consolidadas desde las de 2010, las de constitución del SIP (fusión de las cajas), a las reformuladas de 2011" y, por ende, a toda la información contenida en el folleto informativo de la salida a Bolsa.

Sobre cómo se ha cuestionado el papel de los peritos judiciales en la causa, Busquets afea los reproches a su labor por supuesto "sesgo retrospectivo" como alegan algunos acusados, e ironiza con que se tratan de "gajes del oficio" incluidos "en el sueldo de los peritos de parte".

Dinero devuelto

En estos cinco años, Bankia ha reducido plantilla y oficinas y ha devuelto el dinero a la mayoría de los afectados por las preferentes, según determinó el arbitraje, aunque quedan casos judiciales pendientes. También ha reintegrado todo lo que invirtieron los que acudieron a la salida a Bolsa de la entidad en julio de 2011. Las cláusulas suelo de las hipotecas también se han restituido. En total, la entidad casi ha entregado 5.000 millones en estos procesos, cantidad que ha generado con su negocio.

Bankia vale algo más de 13.000 millones en Bolsa, de los que unos 8.000 millones corresponden al Estado porque tiene el 66% de las acciones. Además, ha devuelto al Gobierno otros 1.800 millones entre la privatización y los dividendos entregados. Ahora es líder en solvencia, eficiencia y rentabilidad.