Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El envejecimiento prolonga la caída de la población activa

Los jubilados o prejubilados ya suponen casi el 40% de las personas inactivas

Colectivos de jubilados se concentran para reclamar pensiones "dignas y suficientes"
Colectivos de jubilados se concentran para reclamar pensiones "dignas y suficientes" EFE

El tamaño del mercado laboral español se reduce. Tres años justos de creación de empleo han provocado que el colectivo de desanimados mengüe y que los inmigrantes regresen a sus países a un ritmo mucho menor de lo que lo hacían. Pero el grupo de personas que están trabajando o buscando empleo ha vuelto a bajar. Así ha sido en 15 trimestres de los últimos 20 y así fue al comienzo de 2017.

Evolución de la población activa en España desde 2005

La reducción de 52.600 personas en la población activa del primer trimestre (127.700 en un año), hasta quedarse en 22,7 millones, es, probablemente, el dato más preocupante de los que ha divulgado el INE en la encuesta de población activa.

Preocupa por partida doble: por un lado, porque significa que el mercado laboral es más pequeño. Y por otro, por dónde viene: el motivo es el envejecimiento demográfico.

Esta teoría se sustenta, por ejemplo, en el hecho de que entre los 15,9 millones de personas inactivas que hay en España, 6,2 millones lo son por estar jubiladas o prejubiladas. Esta cifra es la más alta de la serie histórica y, además, en paralelo a su aumento en términos absolutos se está dando el de su protagonismo dentro del colectivo de inactivos. Hace 10 años había 5,1 millones de jubilados o prejubilados y suponían el 33% de quienes estaban completamente fuera del mercado laboral. Ahora son 6,2 millones y representan casi el 40%.

Peso de los jubilados y prejubilados en la población inactiva

Y el fenómeno no se va a detener, salvo que vuelva la inmigración de una forma significativa. La pirámide demográfica de la población activa construida con la EPA de ayer muestra que casi el 16% de los trabajadores tiene 55 años o más (el 17,2% si solo se toma a los españoles), cuando hace una década representaban a 11 de cada 100. Lo mismo sucede con la cohorte que tiene entre 45 años y 54, que ha pasado del 20,6% al 27%. En cambio, quienes tiene entre 25 y 34 años han bajado del 30% del total del colectivo al 20,7%.

Un cálculo del Banco de España publicado en el Boletín Económico del pasado septiembre realizaba un ejercicio hipotético que contemplaba qué habría pasado en 2016 con la tasa de actividad si se hubiera mantenido la estructura demográfica por edades de 2007. El resultado fue que superaría el 61%. En cambio, la real supera por poco el 59%. Son dos puntos porcentuales de diferencia por el efecto del envejecimiento.