Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Báñez no reformará los contratos temporales hasta que Bruselas aclare su sentencia

"Podríamos avanzar en dirección errática", justifica el Ministerio de Empleo

El Gobierno hará caso a los expertos a los que pidió opinión sobre la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) que defiende igualar la indemnización de temporales y fijos. Estos piden esperar a que la justicia europea aclare su fallo o “podríamos avanzar en dirección errática”, según dijo ayer el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo. Este recurrió a lo dicho por el presidente del TJUE hace unas semanas: “Esta historia no ha terminado”.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, charca con el economista de BBVA Rafael Domenech, a la izquierda, Diego Valero, de Novaster, y Carlos Bravo de CCOO, a la derecha
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, charca con el economista de BBVA Rafael Domenech, a la izquierda, Diego Valero, de Novaster, y Carlos Bravo de CCOO, a la derecha

La sentencia del Tribunal de Justicia Europeo que en septiembre sacudió la normativa sobre contratación temporal en España sigue coleando y parece que lo hará por mucho tiempo. El fallo vino a decir que los trabajadores interinos tenían derecho a percibir una indemnización al finalizar su relación laboral, algo que no sucedía hasta entonces (y que todavía hay que reclamar en los tribunales). Además, razonaba que los indefinidos y los temporales tenían derecho a una indemnización igual (ahora 20 días o 12 días por año trabajado, respectivamente).

Para decidir qué hacer, el Ministerio de Empleo, en compañía de los agentes sociales, nombró una comisión de expertos que mayoritariamente ha aconsejado paciencia. Este grupo de seis laboralistas concluye que lo mejor es esperar a que el TJUE se pronuncie sobre la cuestión prejudicial que el Tribunal Superior de Justicia gallego ha presentado sobre este asunto y a que el Supremo emita un fallo definitivo sobre el caso de la interina del Ministerio de Defensa que dio pie al caso.

“No me parece muy fácil avanzar en esta línea”, respondía Riesgo a las acusaciones de la oposición, que le pedía regular e igualar ya las indemnizaciones de todos los temporales e indefinidos. “El asunto está aún sub judice. Podríamos avanzar de forma errática”, prosiguió.

Indemnización creciente

A este argumento, se suman las palabras del propio presidente del TJUE, Koen Lenaerts, que hace unas semanas en una visita a Madrid, señaló que el asunto no había acabado. En un acto organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), la ministra de Empleo, Fátima Báñez, recurrió a este argumento al decir que Lenaerts había admitido que “quizá el tribunal no había estado muy acertado”. “El propio órgano dice que ha habido confusión”, ahondó Riesgo, “y que esto no ha terminado”.

El informe, que el Gobierno presentó ayer en el Congreso, sí que pide que se reforme ya la regulación de los contratos de interinidad. Y tanto Báñez como su secretario de Estado, echaron mano del pacto que alcanzaron con Ciudadanos en verano que contempla la reducción de los modelos de contratación a tres: uno de formación, otro indefinido y uno temporal con indemnización creciente (12 días el primer año, 16 el segundo) que se convierte en indefinido el tercero.

Ambos afirmaron que lo iban a proponer hoy en la reunión que tienen con los agentes sociales. En principio, piensan proponerlo para todos los contratos temporales, no solo interinos. Pero fuentes del Ejecutivo admitían a este diario que no veían posible lograr una mayoría parlamentaria ni lograr un pacto social en torno a esta propuesta. Y ante este escenario, consideran que la mejor opción pasa por seguir el consejo de los expertos. “Quizá habría que hacer un replanteamiento de los contratos de interinidad”, expuso Báñez, descartando el contrato único y afirmando que la “temporalidad es necesaria en España”, aunque hay que limitar el uso abusivo que se hace con ella.

La recaudación líquida por cotizaciones crece un 6%

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, adelantó ayer que la tasa de recaudación líquida del sistema de Seguridad Social ha crecido un 6,07% hasta marzo en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta los 28.919 millones de euros, lo que supone 1.500 millones más, según los datos provisionales de los que dispone.

Este indicador viene a decir que la recaudación de la Seguridad Social mejora bastante en lo que va de 2017. No obstante, este no es el dato que finalmente valida la Intervención General del Estado, que son los llamados derechos reconocidos. Estas cifras de recaudación todavía no se conocen porque antes debe cerrarse el ejercicio de 2016 y eso se hará a finales de este mismo mes de marzo.