Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vargas, consejero delegado de AENA, el ejecutivo con el sueldo más modesto del Ibex

El responsable de la gestora de aeropuertos público-privada cobró 166.000 euros en 2016

AENA, la gestora de aeropuertos de España, disparó sus beneficios el año pasado. Ganó 1.164 millones de euros, un 40% más. Los ingresos crecieron un 7,2% (hasta los 3.772,5 millones de euros). El tráfico de pasajeros en la red subió un 11,4%, hasta los 244,8 millones de viajeros. Y desde su salida a cotización, en febrero de 2015, sus acciones se han revalorizado un 123,5%. Entre todos los récords, la compañía tiene uno más: es la empresa del Ibex con la retribución más modesta para su primer ejecutivo: en 2016 el consejero delegado José Manuel Vargas cobró, entre sueldo fijo y variable, 166.000 euros. Muy lejos de lo que ganan otros primeros ejecutivos de la grandes cotizadas, que tienen incluso retribuciones millonarias.

El presidente y Consejero Delegado José Manuel Vargas. En vídeo, declaraciones de Vargas.

El reparto de la propiedad de la compañía es el elemento clave para explicar la política de sueldos. AENA es cotizada desde febrero de 2015, pero solo se sacaron al mercado el 49% de las acciones. El otro 51% está en manos de Enaire, dependiente del Ministerio de Fomento. Es decir, que sigue siendo en su mayoría una compañía pública. Y de ahí que, por ley, los sueldos de la dirección se deban acomodar a los de la administración pública y los topes que marcan la ley de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral que el Gobierno aprobó en 2012.

En el folleto de salida a Bolsa de AENA, registrado en la CNMV en 2015, entre los riesgos posibles que podían afectar a la marcha de la entidad, la gestora ya destacaba que "la alta dirección de Aena, por sus características de sociedad mercantil estatal, está sujeta al régimen retributivo público". Eso, señalaba el documento avalado por el propio Vargas, "al igual que en el conjunto del sector público empresarial, puede condicionar la política de contratación de altos directivos".

Vargas cobró en 2016 en metálico toda la retribución. Como sueldo fijo tiene asignados 148.000 euros y por retribución variable, 12.000 euros. En total, los 166.000 euros suponen una subida del 1,2% con respecto a 2015, cuando ganó 164.000 euros. En conjunto, los 16 miembros del consejo se repartieron 285.000 euros. Y es que, excepto para el consejero delegado, no hay sueldos. Los pagos más elevados son de 12.000 euros en todo el ejercicio para cuatro de los miembros de este órgano, pero son solo en concepto de dietas, que no todos los consejeros pueden recibir. "Los consejeros de AENA que tienen consideración de alto cargo o máximo responsables o directivos del sector público no perciben dietas", recuerda la compañía en el informe de remuneraciones. Vargas tiene consideración de alto cargo, "por lo que su dieta se ingresa en el Tesoro Público", recuerda la compañía.

Vargas, antes de llegar a AENA (aterrizó en 2012 con el Gobierno del PP cuando todavía era 100% pública), trabajaba en Vocento. Según el informó en 2010 la empresa de comunicación, tenía un sueldo cercano a un millón de euros.

Comparativa de sueldos

El sueldo de Vargas es elevado si se compara con las retribuciones medias en España para directivos, pero muy bajo si se compara con el resto de ejecutivos de los gigantes del Ibex. Todavía no se han publicado todos los informes de retribuciones de los miembros del selectivo, pero las cifras que ya se han comunicado al regulador bursátil y los salarios de 2015 indican, sin duda, que el consejero delegado de AENA repite como el peor pagado este año, al igual que su consejo.

Por ejemplo, entre el grupo que ya ha enviado estos días sus datos este año, está el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, con una remuneración de 4,4 millones y 3,17 millones para su pensión. En la empresa de telecomunicaciones Cellnex el consejero delegado, Tobías Martínez Gimeno, tuvo una remuneración de 968.000 euros. En Enagás, el consejero delegado Marcelino Oreja recibió 693.000 euros y el presidente, Antonio Llardén, 1,83 millones. En el Sabadell, el presidente José Oliu ganó 2,5 millones (y 1,4 millones de pensión) y Jaume Guardiola, 2 millones (y otros 2,4 millones de pensión). La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, percibió una retribución total de 1,23 millones. El consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, ha percibido una retribución total de 3,439 millones de euros.

Si se revisan las cifras de 2015, entre los mejor pagados estaban Juan Béjar (FCC), con 14,69 millones; Pablo Isla (Inditex), con 12,17 millones, Carlos de palacio (Talgo), con 11,24 millones o Ana Botín (Santander), con 9,8 millones entre sueldo y pensión.