Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abanca recuerda que el FROB pagará el 85% de la devolución de sus cláusulas suelo

Las entidades hacen recuento de los posibles impactos si tienen que retornar a los clientes hipotecados dinero

Un operario limpia en una oficina de Santiago el logotipo de Abanca.
Un operario limpia en una oficina de Santiago el logotipo de Abanca. EFE

Nueva ronda de comunicaciones al regulador bursátil por parte de la banca a cuenta de las cláusulas suelo. Como ya hicieron el lunes las grandes entidades, este miércoles han sido los bancos medianos los que han explicado el posible impacto que tendrá en sus cuentas si tienen que devolver a los clientes lo cobrado por cláusulas suelo que fueran abusivas.

Destaca el comunicado de Abanca Corporación Bancaria. Ha señalado que el impacto previsible en las cuentas anuales de 2016 puede ascender a 30 millones de euros. Y ha recordado que, en caso de tener que pagarlo, "está amparada por la garantía existente al respecto en el Contrato de compraventa de Abanca con el FROB". Es decir, que el fondo de rescate bancario (de titularidad pública) deberá responder por el dinero. En concreto deberá hacerse cargo del 85% de la cantidad a devolver, según estableció el Estado en las condiciones de la subasta

Abanca recuerda en el comunicado, asimismo, que dejó de aplicar las cláusulas suelo en todos los préstamos hipotecarios con consumidores desde el 9 de mayo de 2013, en cumplimiento de la sentencia firme del Tribunal Supremo de dicha fecha. Así, los 30 millones son por posibles cargas si debe devolver también el dinero con carácter retroactivo, desde su aplicación a partir de 2009, como determinó la justicia europea que debía hacerse en caso de que fueran cláusulas suelo abusivas.

Unicaja Banco tiene la factura potencial más abultada entre las entidades que hoy han comunicado sus previsiones.La entidad ha cifrado en 130 millones de euros el impacto en sus cuentas de 2016 por la aplicación de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

BMN, Banco Mare Nostrum, estima que el impacto de la sentencia puede ascender a 80 millones de euros. Ha explicado al regulador que se propondrá al Consejo de Administración de la entidad la dotación de estos 80 millones de euros con el objetivo de cubrir el impacto estimado en las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2016.

La entidad fue rescatada con dinero público y el Estado todavía mantiene el 65% de su propiedad. Advierte que "la Jurisprudencia del Tribunal Supremo considera que las cláusulas suelo, en sí mismas, no son abusivas, sin que en el momento actual exista un pronunciamiento judicial firme que invalide con carácter general las cláusulas suelo de los préstamos hipotecarios con consumidores de BMN".

En cuanto a Caja Sur Banco, filial de Kutxabank, ha provisionado 60 millones de euros para hacer frente "al impacto de las provisiones adicionales para la cobertura de potenciales reclamaciones".

Caja Rural, también en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha informado de que cuenta con unas provisiones de 14 millones de euros. Ya cerró el ejercicio con esta previsión, y que no prevé impacto adicional alguno. Ha insistido, en línea con otros bancos como BMN que la sentencia europea y la del Supremo en contra de los abusos en algunos contratos "no presuponen ni prejuzgan la legalidad de las cláusulas suelo contenidas en los contratos de préstamo hipotecario suscritos por la entidad, que desarrolla su actividad con total transparencia en las relaciones con sus clientes".