Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un consorcio liderado por Carlos Slim construirá el nuevo aeropuerto de Ciudad de México

El proyecto, en el que se encuentran las españolas FCC y Acciona, ha ganado la licitación pública valorada en 84.828 millones de pesos, unos 3.900 millones de euros

Nuevo Aeropuerto Internacional Ciudad de México
Foster, el segundo por la izquierda, le explica a Peña Nieto el proyecto

Un consorcio de empresas liderado por Carlos Slim ha obtenido el contrato para construcción de una de las terminales del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. El grupo, integrado por Grupo Carso (del magnate mexicano), Prodemex (de Olegario Vázquez), La Peninsular (de Carlos Hank), ICA (Bernardo Quintana) y las españolas FCC (también propiedad de Slim) y Acciona, ha ganado el concurso público con un proyecto valorado en 84.828 millones de pesos (unos 3.900 millones de euros ó 4.000 millones de dólares).

Esta licitación, la más importante de todo el proyecto (representa casi la mitad de la inversión total), recibió otras dos ofertas: una liderada por Mota Engil y otra por Omega Construcciones con costos de 90.000 y 87.500 millones de pesos. Cuando comience a construirse será el segundo aeropuerto en construcción en todo el mundo.

El nuevo aeropuerto de México está diseñado por Norman Foster y la firma de arquitectos de Fernando Romero, yerno de Slim. La construcción tendrá un costo aproximado de 13.000 millones de dólares y dará servicio a 68 millones de pasajeros al año cuando sea inaugurado en 2020.

En lo que va del proyecto de construcción, Slim ya ganó un contrato de 361 millones de dólares para construir una de las pistas de aterrizaje y la constructora ICA otro de 371 millones para establecer las fundaciones del aeropuerto. La obra está destinada a ser la más cara del gobierno de Enrique Peña Nieto y el emblema de su sexenio. A largo plazo, se espera que disponga de seis pistas y una capacidad para 120 millones de pasajeros al año (cuatro veces más que el aeropuerto actual).

La adjudicación consiste en la construcción de un edificio de 743.000 metros cuadrados de superficie, repartidos en cuatro plantas. La superficie de la cubierta doblará el tamaño de la Terminal 4 del aeropuerto madrileño de Barajas, y estará compuesta por planchas de aluminio y vidrios cerámicos que permitirán que el agua de lluvia, el aire y la luz solar se conduzcan por tuberías y sistemas fotosensibles para su uso en el interior.

La construcción del NAICM generará alrededor de 160.000 empleos y cuando esté en operación creará cerca de 450.000 puestos de trabajo.

El contrato se firmará el próximo 13 de febrero, según han informado las autoridades, fecha tras la cual podrán iniciar las obras. Se prevé que duren unos tres años y medio, ya que esperan que la terminal esté lista en septiembre de 2020, un mes de la fecha prevista para iniciar operaciones.

Justo después de conocerse el resultado de la licitación, las acciones de ICA subieron un 11,56% a 3,28 pesos por título, mientras que Carso avanzó 1,85% y vende sus acciones en 81,44 pesos.