Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los banqueros destacan que Asiaín fue un revulsivo para el sector

González destaca su "visión adelantada" y Goirigolzarri y Botín su obsesión por contar con entidades más grandes con presencia internacional

José Ángel Sánchez Asiáin, presidente del Banco de Bilbao, en una entrevista en 1987. RAÚL CANCIO
José Ángel Sánchez Asiáin, presidente del Banco de Bilbao, en una entrevista en 1987. RAÚL CANCIO

Los presidentes de los grandes bancos coinciden en destacar el carácter innovador y la visión de futuro que tuvo José Ángel Sánchez Asiaín, fallecido el pasado 31 de diciembre en Madrid. Sánchez Asiaín mostró una preocupación por que la banca incrementara su tamaño (promovió las primeras fusiones del sector) y que tuviera más presencia internacional. Fue presidente del BBV entre 1988 y 1990. Posteriormente pasó a ocupar la presidencia de honor de la Fundación BBVA hasta ahora.

En una escueta nota, Francisco González, presidente de BBVA, afirma que fue "ejemplar en todo lo que hizo. Su visión adelantada de la industria bancaria y su profunda creencia en valores son aportaciones esenciales a la cultura de BBVA, y contribuyeron de forma decisiva a la modernización de la banca en España. En nombre del Grupo BBVA y de la Fundación BBVA quiero transmitir mi más sentido pésame por el fallecimiento de una gran figura de la sociedad española".

La presidenta del Santander, Ana Botín, dijo "sentir mucho el fallecimiento de José Ángel Sánchez Asiaín en mi nombre y en el de todo el Grupo". Resaltó su "ejemplaridad" en el oficio de banquero "y como persona, ha sido una inspiración para todos. Fue un gran visionario, uno de los artífices de la modernización del sector en España, lideró la internacionalización de la entidad que presidía y contribuyó de manera importante a que la banca española sea hoy una de las más solventes y eficientes de Europa; en su vertiente personal, ha sido un humanista comprometido con causas filantrópicas, culturales y científicas”.

Por su parte, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, que trabajó con BBV, glosó la figura del banquero vasco de quien destacó que “fue un ejemplo para todos, un pionero, un gran banquero”.

Goirigolzarri resaltó que Sánchez Asiaín fue el primer profesional del sector bancario que fue ascendiendo en el escalafón hasta llegar a ocupar la máxima responsabilidad de una institución como presidente, en su momento, del Banco Bilbao.

El presidente de Bankia incidió en el carácter “tremendamente innovador” de Sánchez Asiaín y lo ejemplificó en dos aspectos: “Fue la persona que impulsó la tarjeta de crédito en España y fue el promotor de las primeras grandes fusiones” en el sector.

“Fue una persona con mucha inquietud desde el punto de vista intelectual por campos distintos de la banca, lo que le ayudó a entender a la sociedad y los cambios que en ella se vivían”, añadió el presidente de Bankia. “Esa amplitud de miras le hacía una persona extraordinariamente atractiva”.

Enfocado en la innovación y las causas sociales

Goirigolzarri recordó también las facetas de Sánchez Asiaín más allá del sector bancario, en particular su etapa como presidente de la Fundación Cotec, dedicada al impulso de la innovación, o su vertiente social, focalizada en su labor como máximo responsable de la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción.

Para Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria “la Caixa” y Criteria, el banquero fallecido es "una personalidad fundamental en la historia de la banca en España. Profundamente intelectual, tiene reservada una relevante página en la historia del mundo económico, académico y empresarial. Puso las bases de la nueva banca, con nuevas y creativas propuestas, y como presidente del Banco Bilbao Vizcaya, fue clave en la transformación de la entidad, donde supo virar el rumbo adecuadamente para adelantarse a los cambios del sistema financiero, como demostró con su valiente apuesta por la necesaria concentración bancaria".

Fainé lo califica como "trabajador incansable y hecho a sí mismo", y "uno de los principales impulsores de la innovación tecnológica en España, y no solo en la banca". En su dilatada carrera, "siempre con eficacia y con discreción, no olvidó nunca las cuestiones sociales, tanto desde la Fundación BBVA como desde otras organizaciones en las que colaboraba. Sus inquietudes culturales y su conocimiento de la historia de España le llevaron a recibir merecidos reconocimientos y galardones durante su vida”, resalta también Fainé.

Por otro lado, Jordi Gual, presidente de CaixaBank, añadió Sánchez Asiaín "ha contribuido de una forma esencial a crear un sistema financiero español más innovador, introduciendo nuevos formatos y nuevas formas de entender el negocio bancario en su fructífera etapa en el BBV".

Gual recuerda que "no solo ha sido un financiero clave, además fue un académico brillante, pertenecía a diversas Reales Academias y fue un estudioso e investigador incansable. No paró de aprender hasta el último día”.

Por otra parte, Ángel Ron, presidente del Banco Popular, califica a Sánchez Asiaín como "un banquero ilustrado por cuanto, avanzado a su tiempo, añadió a su condición técnica una visión económica y política de la actividad financiera y bancaria". Ron cree que fue "emprendedor, estudioso y abierto a los cambios, entendió la transformación de nuestro país, la de los mercados financieros, el comienzo de la globalización y supo adaptarlo al negocio bancario. Dialogante, inquieto intelectualmente, fue un hábil estratega y un líder que supo formar equipos y poner las bases de una de las principales instituciones financieras del país".