Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CaixaBank avanza con la opa sobre BPI

El banco portugués aprueba venderle a Isabel Dos Santos la mayoría del banco angoleño BFA

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank.
Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank.

El Banco Portugués do Investimento (BPI), donde CaixaBank posee el 45%, ha aprobado la venta a la angoleña Isabel dos Santos del 2% del Banco de Fomento de Angola (BFA), lo que le permitirá a la empresaria hacerse con la mayoría del 51% y, de paso, que el BPI deje de tener un exceso de riesgo en sus inversiones africanas.

La venta de ese 2%, acordado en el mes de abril, era otra de las cláusulas imprescindibles para que progresase la opa de CaixaBank sobre el banco portugués, presentada hace medio año. La primera condición era que el BPI eliminara el límite de los derechos de votos, que estaba en el 20%, fuera cual fuera el capital social. Ese límite perjudicaba al banco catalán, que no conseguía traducir su mayoría de capital en las decisiones estratégicas del banco.

En septiembre, la asamblea de accionistas votó el final de ese límite gracias a la abstención de la segunda mayor accionista, la sociedad Santoro de Isabel Dos Santos, a cambio de que BPI le vendiera el 2% del BFA.

La víspera de la asamblea general de BPI, celebrada este martes, ya había señales del acuerdo. El BPI comunicó a la Comisión del Mercado de Valores que había recibido 30 millones de euros de Angola, parte de los dividendos por los beneficios generados desde 2013 por el BFA y que estaban pendientes. Además, Dos Santos deberá pagar 28 millones de euros por ese 2% del BFA, que significan pasar la mayoría de un bando (BPI) a otro (Unitel, operadora telefónica de Dos Santos).

La asamblea general había sido aplazada en noviembre porque el banco no había recibido el informe del BCE sobre si la venta del 2% del BFA, dejaba ya al BPI fuera de riesgos excesivos en África y la obligación de cubrir al 100% ese riesgo. El BCE, según ha comunicado el banco portugués a la CMVM, confirma que es así, con lo que la venta del 2% al BFA fue aprobada por los accionistas, aunque no sin amenazas de litigios por parte de accionistas minoritarios.

La venta del 2% se aprobó con el 83% de los votos presentes y el voto en contra de la familia Violas, primer accionista portugués, con el 2,6%, que ha anunciado que llevará la decisión a los tribunales de justicia por entender que se ha perjudicado los intereses de los minoritarios. También la Asociación de Pequeños Accionistas litigará porque desea que el precio de la opa (en torno al 1,113 euros por acción) se triplique.