Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas multa a JPMorgan, HSBC y Crédit Agricole por manipular el euríbor

La Comisión concluye que estas entidades pactaron los precios de productos derivados de tipos de interés en euros e intercambiaron información y les sanciona con 485 millones

La comisaria de Competencia Margrethe Vestager
La comisaria de Competencia Margrethe Vestager AP

La Comisión Europea impuso este miércoles una sanción multimillonaria a tres grandes entidades financieras por manipular el euríbor y otros índices de referencia del euro. Competencia multó con 485 millones de euros al estadounidense JP Morgan, el francés Crédit Agricole y el británico HSBC, que negaron la acusación. Bruselas cierra así una investigación que en 2013 provocó una primera multa de 830 millones a Deutsche Bank, Barclays, Royal Bank of Scotland y Société Générale, que colaboraron con las autoridades europeas. “La banca debe respetar las reglas”, zanjó la comisaria Margrethe Vestager.

Una de las razones de la Gran Recesión es “la desregulación ciega del sistema financiero”, según el jefe del BCE, Mario Draghi. Además de detonar la crisis con esa desregulación que provocaron con toda la presión ejercida por sus lobbies, una de las causas de la mala reputación del sector bancario es la retahíla de fraudes en los que se ha visto envuelto en los últimos años. La Comisión Europea cerró uno de los casos más sonados: la comisaria de Competencia, la danesa Margrethe Vestager, impuso una sanción multimillonaria al grupo estadounidense JP Morgan Chase, al francés Crédit Agricole y al británico HSBC por manipular el euríbor —el índice de referencia para la gran mayoría de las hipotecas en España— y otros productos derivados vinculados al euro. Esas tres entidades, junto a Barclays, Deutsche Bank, Royal Bank of Scotland y Société Générale, maniobraron para lucrarse provocando subidas o bajadas artificiales en los índices.

Barclays, Deustche Bank, RBS y Société Générale también participaron en el cartel pero pactaron un una sanción en 2013

La broma les pudo salir cara a los hipotecados españoles cuando esa manipulación provocó subidas del euríbor y otros tipos de interés de referencia que se aplican también a millones de ahorradores y empresas en todo el mundo, a través de productos derivados vinculados a índices. Pero la factura para los bancos es contundente: JP Morgan, Crédit Agricole y HSBC, que no quisieron colaborar con Bruselas, pagarán en conjunto una sanción de 485 millones de euros. El resto de bancos citados ya pagaron en 2013 —con Joaquín Almunia al frente de Competencia— 820 millones.

No había nada sofisticado en ese fraude. Los operadores se ponían en contacto en chats y servicios de mensajería instantánea y actuaban con total sensación de impunidad, en un “lenguaje frívolo”, según la comisaria Vestager. “¿Puedes decirle a tus chicos que rebajen el euríbor a 12 meses?”. “Ok. Hecho. (...) No dudes en decirme si necesitas cualquier otra cosa”, decía una de las comunicaciones interceptadas —entre 2005 y 2008— que sirvieron como base para el caso.

Aviso de Competencia

Vestager disparó con la puntería de las grandes ocasiones. “Los bancos, como todas las empresas, deben respetar las reglas de competencia”, dijo. “No pueden manipular los precios en su propio beneficio”, añadió. La comisaria dio en el clavo al vincular fraudes y regulación: “Este caso es un ejemplo más de cómo las reglas de competencia y la regulación del sistema financiero deben ir de la mano. El refuerzo de la normativa de competencia pone el foco en lo que sucede cuando un mercado es controlado por apenas unos pocos bancos. Y demuestra que hay que encontrar mejores formas de regular el sector financiero”. Crédit Agricole salió al paso de la multa asegurando que apelará la decisión en los tribunales. HSBC y JPMorgan estudian hacer lo mismo. El trío de entidades negó todas las acusaciones.

Pero el euríbor no es el último capítulo de esa saga: Vestager tiene otro importante caso entre manos, otro cartel que podría haber manipulado el mercado de divisas (que mueve billones de euros, al igual que los derivados del euro).

Los reguladores de competencia anglosajones han impuesto ya varias multas por la manipulación de índices —euríbor, líbor y tíbor, los tres de referencia en Europa, Londres y Tokio—, y en 2015 EE UU impuso una sanción de 5.600 millones de dólares a Barclays, Citigroup, JP Morgan, Royal Bank of Scotland, Bank of America y UBS por un fraude en el mercado de divisas. Las multas europeas suelen ser de importes inferiores, y acostumbran a llegar más tarde. Pero acaban llegando.