Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facebook quiere hacer las paces con los vecinos latinos

La red social despliega un plan de 20 millones de euros para construir casas en East Palo

Así es la sede de Facebook en Menlo Park (California). El país

Facebook pondrá 20 millones de dólares para construir casas y promover el comercio local en el mayor enclave latino de Silicon Valley. East Palo Alto, junto con algunas zonas de Oakland, es la localidad más deprimida de Silicon Valley. La habitan, en su mayoría, latinos que limpian oficinas, recogen a niños del colegio, cuidan de mayores o están en las cocinas de startups y restaurantes. Son los excluidos del elitista sistema tecnológico. Este enclave está a pocos kilómetros de la nueva sede de Facebook y, precisamente, sus planes de expansión apuntan a esta ciudad que linda con el hermano mayor, Palo Alto, uno de los más prósperos de Estados Unidos, el mismo lugar en que se encuentra la universidad de Stanford.

Antes de que el estallido de voces en contra sea mayor, Facebook ha decidido colaborar con las entidades vecinales para evitar los cada vez más frecuentes desahucios. Durante el pasado mes de julio comenzaron las movilizaciones y voces de alerta sobre lo insostenible de la situación. En Silicon Valley, el alquiler medio mensual de un apartamento de una habitación es de 3.500 dólares según la web inmobiliaria Zillow.

Desde 2010 Silicon Valley ha creado un millón de puestos de trabajo nuevo, pero solo se ha construído un 26% más, lo que ha provocado una alza de los precios inalcanzable para muchos habitantes.

El dinero de Facebook se empleará en la construcción de casas para empleados con bajos ingresos, así como la creación de un fondo de medio millón de dólares para ayudar a los habitantes en peligro de desahucio. Añadirán otros 250.000 dólares para la restauración de edificios que necesitan reformas para seguir siendo habitables.

Tanto Mark Zuckerberg como Sheryl Sandberg, números uno y dos de Facebook respectivamente, han comentado el acuerdo. “Tener una vivienda accesible es un problema que no solo afecta a esta zona. No lo podemos arreglar nosotros solos, pero si podemos dar algunas soluciones servirán para otras ciudades y países”, puso el fundador en su muro. Sandberg lo enfoca como una medida de integración en la zona: “Ser un vecino responsable es importante para Facebook, y personalmente también para mi, que vivo en Menlo Park. Vamos a intentar que nuestra comunidad nos una a todos”.

Doroteo Sánchez es presidente del Comité de Vecinos del Lado Oeste. Celebra el acuerdo, pero con matices: “Es algo positivo para nosotros, los que vivimos y trabajamos aquí. Facebook es una gran compañía y quiere apoyar a la comunidad pero no es suficiente”. El representante de origen mexicano alza una voz de alarma: “Es algo incipiente para poder evitar el desplazamiento de muchos amigos, pero nuestra lucha tiene que seguir. Hay mucha gente de recursos muy escasos que no puede seguir en sus hogares. Aquí todos trabajamos en Stanford o en las grandes empresas. Hace falta que sigan los pasos de Facebook o no podemos seguir aquí”.

En octubre, la fundación de Zuckerberg y su esposa se comprometió a la creación de una de sus escuelas de alto rendimiento en East Palo Alto con una excepción, este centro contará también con profesionales de atención primaria para poder supervisar la salud de łos alumnos.

Más información